Sindicato Inmigrante denunciará el lunes en la Fiscalía la deportación de un senegalés en Barajas difundida por Internet

Actualizado 20/06/2009 18:58:15 CET

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Obrero Inmigrante (SOI-CTM) interpondrá el lunes ante la Fiscalía General del Estado una denuncia contra los policías "que trataron de forma inhumana, humillante y vejatoria a un hombre cenagales 'sin papeles' en el aeropuerto de Barajas el pasado día 16 de junio".

La denuncia se sumará a la efectuada el jueves por l párroco de la iglesia San Carlos Borromeo de Entrevías, Javier Baeza, que presentó ante la Fiscalía de Madrid, la Fiscalía General del Estado, el Defensor del Pueblo y la Secretaría de Estado de Seguridad por los mismos hechos.

El SOI solicitará que se investiguen los hechos y se faciliten los números de placa de estos agentes "por si la Fiscalía decide no incriminarlos". "Entendemos que es su obligación actuar incluso de oficio ante una vulneración tan grave de los derechos básicos de este compañero senegalés y máxime cuando está bajo detención y totalmente imposibilitado para siquiera defenderse ante esta salvaje agresión", indicó.

El sindicato señaló que es consciente de la "difícil tarea de la Policía que, por órdenes políticas, tiene que detener y expulsar a trabajadores migrantes precarios y que entienden perfectamente que la persona se resista antes de entrar en el avión si esa es la última opción para evitar ser expulsado; máxime con el trato que reciben en algunos países de origen incluidos el peligro para su vida, la tortura y/o múltiples años de cárcel".

"Lo que condenamos de unos pocos policías que ejecutan estas deportaciones, como se muestra en el vídeo tomado en Barajas y colgado en internet, es un trato humillante y vejatorio y un peligro para la integridad física y psicológica del detenido que es tratado peor que un animal cuando va a ser llevado al matadero, pues unidos en la espalda los pies y manos atados, después de muchos minutos sobre el alquitrán, es cogido por dos policías y echado como un saco al interior de la furgoneta de transporte que normalmente contiene asientos metálicos para llevar a los detenidos y que seguro pudo dar con la cara, pecho, genitales o rodillas contra éstos o como mínimo contra el suelo de la misma", explicó.

El Sindicato Obrero Inmigrante considera que estas prácticas "son similares a la tortura", por lo que solicitó que los policías participantes en esta detención queden sean encarcelados y se les impongan indemnizaciones "por daños y perjuicios a la víctima de sus agresiones".

"Queremos aclarar que no todos los policías actúan así, aunque son demasiados casos de deportaciones en las que ocurren estas situaciones", indicó el SOI, al tiempo que pidió al Ministerio que ponga los medios técnicos necesarios para que todo el proceso de deportación quede registrado en vídeo "y sirva de prueba ante los jueces si los policías se extralimitan en sus funciones".

Por estos hechos y "las todavía mantenidas redadas y detenciones selectivas ilegales de compañeros inmigrantes", volverán a solicitar formalmente una entrevista con el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.