Sindicato de Manteros exige sanciones para "agentes culpables" y derogar la Ley de Extranjería, "que mata y tortura"

Manifestación en Lavapiés por la muerte de Mbad
EUROPA PRESS
Publicado 18/03/2018 14:45:31CET

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de Manteros y Lateros de Madrid, en boca de Cheikh Ndiaye, también presidente de los Jóvenes y de la Infancia de la Asociación de Inmigrantes Senegaleses en España, ha exigido sanciones para los "agentes culpables" y derogar la Ley de Extranjería, "que mata y tortura".

Lo ha hecho en la lectura de un segundo comunicado desde la Plaza de Nelson Mandela tras el registro de una segunda muerte de un vecino de origen senegalés, Ousseynou Mbaye, fallecido por un ictus el viernes tras participar en una de las concentraciones.

Exigen que "se cumplan las responsabilidades civiles y penales por parte del Estado español, que se lleven a cabo las investigaciones necesarias garantizando su transparencia" y que "se apliquen las correspondientes sanciones a los agentes culpables, que en vez de velar por la seguridad de todos los individuos, sin discriminación por raza, género, condición o religión, amenazan las libertades y derechos fundamentales inherentes a todo ser humano".

El portavoz ha culpado a las Fuerzas de Seguridad del Estado de estar detrás de lo ocurrido en Lavapiés. "Son sucesos provocados por las Fuerzas de Seguridad del Estado", ha declarado.

Sobre la Ley de Extranjería, Cheikh Ndiaye ha pedido que se revise y en última instancia, que se deroge porque "es una ley que mata, que tortura, que hace daño, que hace que todo pase y que todo quede impune".

El comunicado ha sido apoyado por SOS Racismo, Movimiento 12 de Noviembre, ASPM y la Asociación de Vecinos de Lavapiés, y en él muestran su total rechazo a "actos inaceptables, inhumanos, que ilustran una falta total de consideración hacia la comunidad negra, extranjera y multicultural, socialmente oprimida, machacada, pisoteada y dolida por esos sucesos racistas y violentos de asesinato".

"Nos marginan, nos torturan, nos señalan, nos acosan y persiguen hasta las puertas de nuestros hogares, incluso con motos, como pasó con Mbaye, hasta el hogar donde han nacido y crecido nuestros hijos, Lavapiés, donde vivimos desde hace muchos años", han denunciado públicamente.

También han cargado contra lo que consideran "redadas racistas institucionalizadas para controlar comunidades raciales, especialmente a los hermanos negros y las hermanas negras, carentes de legalidad, de un mal proceder y un uso de la fuerza desmedido en actuaciones de la policía".

CRÍTICAS A ESTEBAN IBARRA

Por otro lado, han cargado contra el presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, dado que no aceptan que nadie hable en su nombre y sin considerar su realidad. "Su condición no le sitúa de igual manera y no está en la piel de lo que conlleva ser una persona africana en España", han lanzado.

Siguiendo con el comunicado, el portavoz ha destacado la existencia de pruebas gráficas, con imágenes registradas en los teléfonos móviles y en las cámaras existentes entre Sol y Oso, donde Mbaye sufrió el infarto.

Han exigido al Estado que facilite los vídeos y los ponga en conocimiento de la Justicia. Para eso han apelado al consulado y la embajada de Senegal.