La socióloga Mª Ángeles Durán dedica su premio al 'cuidatoriado', el proletariado invisible de los cuidados

Actualizado 07/03/2018 20:15:43 CET

Tiene que cambiar todo, hasta los modos de producción. A las mujeres jóvenes les aconseja que "no bajen la guardia porque lo conseguido se puede perder"

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La catedrática de Sociología María Ángeles Durán ha dedicado su premio Clara Campoamor al 'cuidatoriado', una suerte de proletariado invisible "sin cobertura legal y que no existe para la mayor parte de los investigadores sociales", con "unas jornadas más largas de las de ningún trabajo".

"Esas personas que se levantan a las tres de la mañana para mover a un enfermo para que no tenga escaras. Este premio se lo entrego a ellas", ha declarado tras recibir el Clara Campoamor a manos de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el acto institucional del Día de la Mujer, adelantado a este miércoles para participar en la huelga feminista. El discurso de la catedrática ha hecho que el auditorio de la Caja Música se haya puesto en pie aplaudiendo sus palabras.

Durán ha dado algunas pinceladas de su vida, como el hecho de encontrarse en un campo de trabajo en el que para hablar de la ciencia había que "conjugarse en masculino". "Está todo por conquistar, lo que se ha conquistado es un puntada. Tiene que cambiar todo, hasta los modos de producción. A las mujeres jóvenes les aconseja que "no bajen la guardia porque lo conseguido se puede perder".

La socióloga ha agradecido especialmente el recibir un premio de Madrid, donde nació, donde pudo estudiar y conseguir independencia económica, donde ha conocido la amistad y muchas formas de amor pero también las caras menos amables de la vida, a "apretar los dientes y poner la tristeza a fermentar, como la basura, para transformarla en energía" y mantenerla viva. Es la ciudad de sus hijos, de sus nietos y probablemente la ciudad en la que descansen sus cenizas.

Este premio por su trayectoria de lucha por los derechos de las mujeres lo ha querido compartir con la memoria de su padre, de su madre, con sus amigos y compañeros de trabajo. También ha tenido palabras para la alcaldesa, Manuela Carmena, amigas desde hace años, de quien ha dicho que es un "gusto que haya alargado el espacio de la vida política".