Sólo el 1,7 por ciento de las familias madrileñas compraron una casa durante los últimos 6 meses

EP
Actualizado 09/04/2008 19:21:02 CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Sólo el 1,7 por ciento de las familias madrileñas decidieron comprar una vivienda durante los últimos seis meses, lo que supone un descenso de tres décimas respecto al año anterior, según la última Encuesta de Consumo de la Cámara de Comercio.

Este estudio recoge que el sector de la vivienda ha sufrido en el mes de marzo el segundo registro más bajo de toda la serie histórica, y hay que remontarse a noviembre de 1996, justo antes del inicio del último 'boom', para encontrar una medición parecida.

Según los analistas, aunque marzo no suele ser un mes propicio a la compra de inmuebles porque se agotan los recursos familiares con las compras de fin de año, la caída de esta oleada "no hace sino confirmar el agotamiento del ciclo alcista".

Este 1,7 por ciento también muestra la bajada importante en compras respecto a enero de este mismo año, donde la encuesta de la Cámara recogió que los hogares madrileños que habían decidido comprar una casa suponían un 2,3 por ciento. Este porcentaje a su vez es inferior al recogido hace un año en la misma hecha (4,2 por ciento).

Por otro lado, casi la mitad de las familias madrileñas, el 46,5 por ciento, entre las que se encuentran las compradoras de vivienda, afirma haberse embarcado en alguna compra que implica una considerable inversión a lo largo del último medio año, lo que supone un punto más que el registrado el pasado mes de enero.

Este ligero ascenso del consumo duradero afecta más a aquellas compras que suponen un mayor desembolso económico, como coches, y, en menor medida, a las que suponen una menor inversión, como muebles y electrodomésticos.

La subida del consumo duradero se refleja sobre todo en el número de familias madrileñas que afirma haberse embarcado en la compra de un coche, un 8 por ciento de hogares, lo que supone 1,3 puntos más que en enero (6,7 por ciento). El dato de esta oleada es también superior al de hace un año (6,5 por ciento).

En el capítulo de electrodomésticos, aumenta ligeramente el número de hogares compradores (34,1 por ciento en esta oleada, frente al 33,9 por ciento en enero). En cuanto a los muebles, se produce también una ligera mejora de nueve décimas con respecto a la anterior encuesta (17,3 por ciento frente a 16,4 por ciento).

Además, la encuesta refleja un aumento de la confianza del consumidor madrileño en la mejora de su capacidad adquisitiva. Así, el Índice de Confianza del Consumidor Madrileño (ICCM) se sitúa en 78,3 puntos (sobre 200 puntos), casi doce puntos más que el registrado el pasado mes de enero.

Según los responsables de estudio, este "clima positivo" se debe principalmente al optimismo con el que encaran las familias madrileñas el futuro más inmediato. Así el Subíndice de Expectativas de Futuro (IE) valora esta confianza en 102,5 puntos, más de 27 puntos con respecto a enero, lo que supone el mejor dato de los últimos tres años.

El optimismo respecto a lo que puede deparar el futuro inmediato se traduce en el aumento de hogares madrileños "expansivos", que suponen un 41,7 por ciento de las familias.