Sotillos (PSM) dice que Aguirre sólo busca diferenciarse de Rajoy y no sabría explicar las cifras

 

Sotillos (PSM) dice que Aguirre sólo busca diferenciarse de Rajoy y no sabría explicar las cifras

Actualizado 16/07/2009 22:00:02 CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Comunicación del PSM-PSOE, Eduardo Sotillos, afirmó hoy que lo sucedido en la negociación del modelo de financiación autonómica demuestra que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sólo busca "diferenciarse" del líder de su partido, Mariano Rajoy.

"A doña Esperanza el fondo de la cuestión, seamos sinceros, no la importa en absoluto. No sabría explicar las cifras en discusión. Lo único relevante para sus designios era marcar diferencias con un Rajoy que la empuja al destino de defender su futuro en el territorio de la Comunidad, donde empieza a no sentirse cómoda. Lo ha conseguido durante unas horas. Hasta que la obscenidad de su gesto ha sido descubierto. El farol estaba claro y los jugadores conocen de memoria sus trucos", manifiesta el socialista en un artículo publicado en la web de la Fundación Sistema.

Bajo el título "¿Hasta cuándo, Esperanza, abusarás de nuestra paciencia?", Sotillos señaló que esta pregunta puede ser compartida por la oposición "y muchos de los dirigentes del Partido Popular, con Mariano Rajoy a la cabeza". "La señora Aguirre traspasa día a día los límites soportables del populismo que da vida a su actuación política. Todo sirve a sus propósitos de destacar como la lideresa del sector más radical del conservadurismo y dejar fuera de juego al presidente de su partido", considera.

"Esperanza Aguirre, aquella que salió entusiasmada de La Moncloa cuando Zapatero le expuso la financiación para Madrid, se despertó un día sobresaltada ante la idea, seguramente nacida en algún ámbito cavernario de los que frecuenta, de que pudiera terminar diluyéndose su imagen de azote al gobierno socialista -demasiadas fotos complacientes con miembros del Ejecutivo, la habrán soplado- si aceptaba una propuesta que, siendo favorable para los intereses de los madrileños, agotara su discurso de confrontación", explica Sotillos.

"Y entonces tomó la delantera y predicó a gritos que diría no. Con la boca pequeña añadió: 'Salvo que la dirección del PP indique otra cosa'. Ya sabía, naturalmente, que Rajoy había indicado-sugerido-ordenado la abstención", apuntó.

"El órdago era ponerla en disposición de decir no y conminarla a seguir administrando las necesidades de más de seis millones de ciudadanos con las bases establecidas por el tándem Aznar-Beteta. Y ahí ha tirado sus cartas. Pero ha sido incapaz de aceptar la realidad con elegancia. Su sonrisa, la que exhibe cuando acepta gustosamente los mimos del adversario, se desvaneció y recuperó la agresividad inherente a su ambición", considera Sotillos.

A su juicio, los madrileños, "pese a ella, podrán disfrutar de mejores servicios públicos, sobre todo cuando no sea ella quien administre los recursos-y eso es lo importante-, pero es comprensible que se piense también en clave de política nacional". "Ahí es donde, inevitablemente, aparece la figura de Mariano Rajoy, acosado por las sombras de Camps, Bárcenas y la troupe madrileña de los espectáculos Correa. Ahora, de nuevo, por la de Aguirre. Tal vez recuerde la Ley de Murphy: "Si algo puede salir mal, saldrá mal. Y si además puede empeorar, lo hará". Traducida al refranero español: "Éramos pocos y parió la abuela", concluyó.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies