Soto dice que es "un sueño vivir en una ciudad donde se ponen placas con el nombre de ciudadanos anónimos"

Placa sobre la creación del rocódromo de Villaverde
EUROPA PRESS
Publicado 14/05/2018 19:17:02CET

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto, ha asegurado que para él es "un sueño vivir en una ciudad donde se ponen placas con el nombre de ciudadanos anónimos", referencia a la que se instalan en los equipamientos que se ponen en marcha como materialización de las propuestas de los presupuestos participativos.

En las placas, repartidas ya por toda la ciudad tras dos ediciones de presupuestos participativos, aparece el nombre del vecino o vecina que ha propuesto la idea, seguido por la frase 'decidido por Madrid'. "Que lo vote el vecindario y lo vea es la mayor prueba de que esto es una cosa real", ha declarado Soto, que ha mostrado su orgullo por que Madrid esté "plagado de plaquitas pero no en honor a alcaldes", como era lo habitual cuando se inauguraba un equipamiento.

Soto ha presentado este lunes la votación de los terceros presupuestos participativos, que arrancará a las 00.01 horas de este martes y se prolongará hasta el 30 de junio. Un total de 711 proyectos para toda la ciudad y los distritos aspiran a materializarse con los 100 millones de euros de los presupuestos participativos de Madrid. En esta edición, a falta de conocer la participación en la votación final, la fase de apoyos de 2018 ha batido el récord de los tres últimos años.

El delegado ha aplaudido que sean los madrileños los que tomen directamente la decisión de qué quieren en sus barrios porque son "los mejores expertos que tiene Madrid para transformar la ciudad de forma radical". El concejal ha destacado que si la ciudad ya está cambiando gracias a las primeras ediciones de los presupuestos participativos puede soñar con la ciudad que será Madrid dentro de 10, 15, 20 años, con unos presupuestos participativos muy consolidados.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha contrastado este modelo de hacer ciudad de forma participada con "el modelo heredado de proyectos faraónicos". Entonces, con el PP, se acometían pero con presupuestos que son limitados, es decir, que los fondos "se detraían de inversiones necesarias en los barrios".

La ciudadanía apuesta por "proyectos más sencillos", como mejoras en la accesibilidad en el entorno de los colegios o para moverse con bici por la ciudad. "Este proceso democratiza la participación, hasta ahora constreñida a sectores de la sociedad civil más movilizados", ha indicado.

El delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, ha remarcado que con estos proyectos materializados se hace "más ciudad para todos y es más humanda porque se preocupa de la dimensión social y de dar respuesta a la diversidad de gustos, usos y posibilidades".

"Es un buen reflejo del tipo de ciudad que construimos a partir de los espacios de participación que encarnan ese estilo de gobernar escuchando", ha indicado Murgui, que ha considerado que la consolidación de estos espacios de participación ciudadana va acompañado de un proceso de maduración democrática.