Sucesos.-Doce intoxicados por humo, entre ellos 7 agentes y un bombero, en un incendio registrado en el barrio del Pilar

Actualizado 19/05/2008 13:44:58 CET

Un bombero de paisano oyó gritos en una terraza, entró en el edificio afectado y protegió a una joven hasta la llegada de los Bomberos

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Doce personas, entre ellas siete policías nacionales y un bombero municipal, han resultado intoxicadas por humo en un incendio registrado en número 18 de la calle Rivadavia, en barrio madrileño del Pilar, informó hoy a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid.

El fuego, cuyas causas aun se desconocen, comenzó minutos antes de las 10.00 horas en la novena planta del edificio. Un bombero de 26 años, que iba a trabajar al parque cercano de la avenida de Asturias, se percató de que había una persona pidiendo auxilio desde la terraza de la casa. Entonces, entró en la vivienda, en la que viven tres personas, y se encontró con un incendio ya iniciado y con una joven de 26 años, a la que protegió del fuego hasta la llegada de sus compañeros.

Minutos después, llegaron al lugar de los hechos seis dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que rescataron a los jóvenes con una escala desde la terraza. En ese momento las llamas ya rompían la fachada y se habían extendido por la vivienda, de unos 100 metros cuadrados, que quedó totalmente arrasada.

Además, el humo se había extendido a la vivienda anexas y especialmente a la de al lado, cuyos inquilinos, un hombre de 83 años y una mujer de 77, tuvieron que ser también rescatados por los Bomberos con una escalera por la terraza. Los ancianos fueron trasladados con un cuadro de intoxicación por humo por un equipo del Samur-Protección Civil a la Clínica Moncloa, donde ingresaron con pronóstico leve.

Igualmente, los sanitarios atendieron a la joven inquilina, a su compañera, que habían conseguido huir del domicilio, al bombero que entró a auxiliar a la primera y a seis policías nacionales que acudieron al lugar. Todos presentaban una intoxicación leve por humo y fueron dados de alta en el lugar, salvo el bombero, que tuvo que ser trasladado al Hospital Gregorio Marañón, donde ingresó en estado leve.

El incendió quedó controlado 20 minutos después de la llegada de los Bomberos, aunque a las 11.00 horas todavía continuaban en la zona refrescando la vivienda afectada, según señaló Emergencias Madrid.