El SUP asegura que existen mafias internacionales en la Comunidad de Madrid, "aunque no se admita"

Actualizado 19/09/2007 19:53:21 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Acción Sindical del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Begoña Romero, aseguró hoy que en la Comunidad de Madrid existen mafias internacionales, aunque afirmó los políticos tienen "un problema para admitirlo".

En una entrevista a Telemadrid, Romero comentó que "la clase política tiene un problema para admitir que hay una mafia internacional, ya que da muy mala imagen". "Es una cuestión semántica, pero les llamemos mafia, bandas o grupos, sí hay gente que viene aquí a sueldo para eliminar a un determinado miembro", explicó.

Respecto a la propuesta del Ministerio de Interior de ofrecer 105 euros como máximo a los agentes que trabajan en Madrid como 'plus de capitalidad', Romero aseguró que "es grotesco, si se tiene en cuenta que se pretende pagar en tres años, que serían unos 34 euros más cada año, algo insultante para cualquier trabajador".

Romero puntualizó que debido a esta situación el promedio de estancia en Madrid es muy corto. "De las nuevas promociones van a venir más de 850 policías que no van a tener ningún tipo de arraigo, no sólo por la peligrosidad, sino porque empiezan con un sueldo muy limitado y no pueden vivir aquí", explicó. También añadió que se trata de agentes "jóvenes, sin experiencia, y que al cabo de un año se marchan, ya que a Madrid les destinan de manera forzosa".

La secretaria del SUP explicó que "hubo un ofrecimiento de la Comunidad para abonar ese plus, pero sólo a 3.000 agentes, con lo que 14.000 se quedaban sin cobrarlo". "Además, esos 3.000 tendrían una servidumbre con la Comunidad, con lo que se ofertaba, de forma encubierta, una unidad adscrita a esta comunidad que ni siquiera el Estatuto ni la Ley permiten, y por tanto es inviable", explicó. También lamentó que las peticiones que hicieron a la Comunidad acerca de beneficios o ayudas sociales para hacer más atractivo Madrid como destino, fueran "desoídas".

Según la secretaria, la reivindicación salarial "es histórica y nunca se llega a conseguir. "En 2005 se firmó un acuerdo hasta 2008 para llegar a una equiparación salarial, ya que la diferencia con las policías autonómicas es de casi 1.000 euros mensuales, pero no se ha conseguido nada, las diferencias siguen siendo las mismas", afirmó. "El próximo 2 de octubre, el Día de la Policía, tendremos la primera movilización y vamos a recibir al ministro con buenos silbatos y bocinas a ver si escuchan un poco la demanda y el clamor que hay", añadió.

Begoña Romero habló también de la falta de equipamiento básico como "los guantes anticorte, los chalecos antitrauma o las barras de los nuevos 'Xara Picasso' que se han puesto para reducir el espacio del compañero y agrandar el de los detenidos y que se clavan en la zona lumbar".

Asimismo, exigió al Ministerio la implantación de los protocolos de actuación, "porque la policía tiene que saber dónde, cómo y cuándo tiene que actuar; las medidas coercitivas que se deben tomar o cómo se tiene que realizar, por ejemplo, la expulsión de un inmigrante".

Romero habló de la falta de coordinación entre los diferentes cuerpos y el caos que podría suponer que la Policía Local asumiese funciones de la Nacional sin solucionar esa falta de coordinación. "En el momento en el que que todos tengamos competencias de todo sin compartir información ni base de datos, podemos estar todos detrás del mismo delito", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies