Tasa de terrazas madrileña es la penúltima más baja en calles menos importantes y por las que más se paga a la inversa

Bar, bares, gente, personas, persona, hostelería, turismo en Madrid, turistas
EUROPA PRESS
Publicado 28/06/2017 15:46:05CET

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La tarifa de aprovechamiento del dominio público local con terrazas de Madrid es la penúltima más baja si se comparan las vías menos importantes de los ocho grandes municipios analizados por la capital (Barcelona, Bilbao, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Murcia, Málaga) mientras que los bares madrileños con terrazas son de los que más pagan por esta tasa cuando se encuentran en calles muy importantes.

Se trata de aplicar el principio de justicia fiscal, en palabras del delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, dado que los bares situados en calles importantes se encuentran en mejor situación para hacer negocio que los situados en otras menos importantes. El edil ha explicado que esta ordenanza, heredada del PP, no supone un aumento de la recaudación, al contrario: en 2017 se recaudarán 7,8 millones de euros frente a los 9,1 millones de 2016, un 14,4 por ciento más.

La Tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local grava, entre otras ocupaciones de la vía pública, las terrazas. Lo hace de acuerdo con el artículo 2 de la ordenanza fiscal reguladora de la misma por el aprovechamiento especial que se hace por parte del sujeto pasivo de la superficie ocupada. La cuantía está en función de la naturaleza del aprovechamiento, de la categoría de vial de la calle y de la superficie autorizada.

En 2017 se ha actualizado el índice Fiscal de Calles de Madrid, ajustándolo en función a la ponencia de valores catastrales actualizada. Existen nueve categorías, agrupadas en cuatro bloques, de cada calle o tramo de calle del municipio según su relevancia económica. De este modo, en la categoría 1, la más cara, Madrid establece una tasa de 3.994 euros, lejos de los 6.024 de Barcelona o los 5.036 de Bilbao. En la categoría 9, la más económica, la tasa en Madrid es de 584 euros. Barcelona está en 998, Valencia en 1.042 euros y Málaga en 1.206.

El portavoz de Economía de Ciudadanos, Miguel Ángel Redondo, ha llevado el caso de un bar del Ensanche de Vallecas, cuyo propietario tiene que pagar ahora el doble por la tasa, lo que tendrá una repercusión negativa en el empleo. Sánchez Mato le ha acusado de caer en el peor populismo porque, frente a su caso, él ha aportado seis con bajadas superiores al 45 por ciento.

La socialista Érika Rodríguez ha propuesto la gradualidad en los casos cuyo aumento supere el 70 por ciento mientras que el popular José Luis Moreno ha lamentado que a los hosteleros se les meta en el "grupo de los pagafantas", junto a los afectados por la subida del IBI y de la eliminación de las bonificaciones del ICIO.

Carlos Sánchez Mato se ha mostrado de acuerdo con estudiar la progresividad en la categoría de las calles. "Este gobierno no ha cambiado la ordenanza fiscal pero estamos dispuestos a cambiarla con los informes oportunos" pero en el emplazamiento adecuado, que es la comisión de Economía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies