Una testigo sobre Ortiz: "Vi a este individuo con una niña negrita y me chocó. Pensé que era su padre"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

"La niña le seguía como un perrito"

Una testigo sobre Ortiz: "Vi a este individuo con una niña negrita y me chocó. Pensé que era su padre"

Antonio Ortiz, pederasta de Ciudad Lineal
EUROPA PRESS
Actualizado 10/11/2016 17:21:53 CET

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una de las testigos que identificó al presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, ante los investigadores ha manifestado este jueves en el juicio que vio "a este individuo con una niña negrita", en la calle Mequinenza, algo que le "chocó". "Pensé que era su padre", ha señalado.

Esta comparecencia versa sobre la agresión que sufrió una niña de siete años el 22 de agosto de 2014. Ortiz habría agredido a la menor, de origen latino, en un descampado. Este hecho es el último que se le imputa antes de su detención el 24 de septiembre de 2014.

Así lo ha afirmado esta testigo en la décima sesión del juicio que se celebra contra Ortiz, quien afronta una pena de hasta 126 años de cárcel. La mujer se encontraba caminando por esta calle de la capital cuando observó cómo una persona musculosa aparcó en batería y sacó a una niña de color de la puerta trasera. "Me llamó la atención por su musculatura. Luego al ver a la niña negrita me chocó y pensé que su mujer era negrita. Pensé que sería su hija", ha detallado la testigo.

A continuación vio como este individuo bajó a un descampado y la niña detrás, que le "seguía como un perrito". "Me llamó mucho la atención porque la niña se iba cayendo y él no le hacía caso. Me chocó muchísimo pero dejé de mirar por si me decía algo", ha insistido.

Al día siguiente, se encontró muchos periodistas en la zona y al preguntar, uno de ellos le comentó los hechos y acudió a la Policía al percatarse que la persona que había visto podría ser el autor de las agresiones de las que hablaban los medios de comunicación.

En un primer momento no identificó a nadie en las fotografías que se le mostraron pero en un retrato robot que le enseñaron sí le resultó familiar el rostro. También le resultaron familiares unas fotos de Ortiz en el gimnasio que difundieron los medios de comunicación. Finalmente, le reconoció sin género de dudas en la rueda de reconocimiento.

Por otro lado, ha comparecido la empleada del hogar de la madre de Ortiz. La mujer ha relatado que estuvo catorce años trabajando para la familia, explicando que solía acudir al piso de Santa Virgiliano en el verano de 2014 para limpiar la casa del polvo generado por unas obras que se estaban realizando.

"Limpiaba sobre todo los baños y la cocina", ha manifestado la testigo, quien ha afirmado que solo vio por aquellas fechas un rollo de papel higiénico empezado. Uno de los abogados de las acusaciones le ha preguntado sobre este extremo, dado que en la hija de sus clientes se halló un trozo de papel.

MANCHAS DE SANGRE

En la sesión, Ortiz ha dejado de estar impasible durante unos minutos cuando visiblemente se le ha visto reírse y taparse la cara ante los problemas que ha tenido en un momento la Sala para poner en marcha una videoconferencia.

Al margen de esta anécdota, uno de los agentes que participó en la 'Operación Candy' ha relatado que acudió al hospital de La Paz para tomar muestras a la menor de origen chino que fue agredida el 17 de junio de 2014. Esta menor es la víctima que resultó más grave, dado que tuvo que ser intervenida de urgencia.

El testigo ha manifestado que se desplazaron al centro hospitalario para recoger restos biológicos. Tomaron muestras de sangre en la ropa interior, una sábana y un trozo de papel que se halló en el cuerpo de la pequeña.

Muchos de los policías que han desfilado por el juicio narraron que esta niña estaba sin palabra tras los hechos vividos. En su caso, este agente ha destacado que vio a la niña "aterrorizada".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies