Transportes asegura que Metro comunicó a los sindicatos en 2006 que el amianto se estaba encapsulando desde hacía 3 años

Cocheras de Metro en Loranca
METRO DE MADRID - Archivo
Publicado 15/03/2018 18:54:14CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, ha señalado este jueves que en una reunión del Comité de Seguridad y Salud de Metro en 2006 se expuso a los sindicatos que el encapsulado de amianto había comenzado en el año 2003.

Así lo ha señalado la consejera durante su comparecencia en el Pleno de este jueves, a instancias del Grupo Parlamentario Socialista, donde ha indicado que el consejero delegado de Metro, Borja Carabante, indicó que el acta de una reunión en 2006, los sindicatos se daban por informados de esas medidas de encapsulado en el año 2003.

En el acta de dicha reunión celebrada el 25 de abril de 2006, a la que ha tenido acceso Europa Press, se expone que en el año 2003, "en Metro se hizo recuento de lugares y elementos que podían contener amianto retirándose todos aquellos elementos, tanto de almacenes como de trenes clásicos, que pudieron ser sustituidos por otro material existente en el mercado; 22 elementos de los trenes clásicos que contienen amianto no pudieron retirarse por no encontrar sustituto en el mercado".

En cuanto a dependencias o lugares de trabajo, "solamente en la uralita de 61 estaciones se encontró amianto ya que la uralita lo contiene".

"La representación sindical está en los Comités de Salud y Seguridad en el trabajo. Algo de responsabilidad tienen en la materia, digo yo. ¿Saben cuántas veces han preguntado por el amianto desde que comenzó el encapsulado en 2003 hasta la aparición del caso del trabajador con enfermedad profesional? Yo se lo digo, una, en 2008. Después de esa fecha y hasta 2017 nada nuevo", ha apuntado la consejera de Transportes.

Asimismo, la consejera ha incidido en no se está ocultando información, ya que, el viernes pasado el consejero delegado de Metro, Borja Carabante, puso a su disposición todas las actas del comité de seguridad desde que Carabante estuvo en el cargo desde febrero de 2017.

"En todas esas reuniones se habló del amianto: de actuaciones, de información y de formación. Desde que se destapara el caso del primer trabajador, cuyo proceso se encuentra ya en Fiscalía, hemos tomado medidas rápidas y contundentes encaminadas a aclarar y a analizar lo que se ha hecho bien y a mejorar lo que era preciso mejorar", ha aseverado la consejera.

MEDIDAS

De entre las medidas, Gonzalo ha recalcado que "hay una auditoría en marcha" en el estudio del proceso de venta de los trenes a Buenos Aires. Una venta que, según ha expuesto, contó con los avales jurídicos, con la aprobación de un Consejo de Administración en el que se sentaban los vocales en representación sindical y con el peritaje de los expertos argentinos.

De hecho, la titular de Transportes ha señalado que se está elaborando el informe que garantiza que en Metro "no hay niveles de gas radón que se salgan de lo que la ley establece"; así como el plan de renovación de estaciones que se hará siguiendo el criterio prioritario de la presencia de amianto.

Así, ha recordado que el consejero delegado ha presentado un plan de desamiantado "con plazos y actuaciones concretas".

Además, Gonzalo ha asegurado que la dirección de Metro es quien ha llevado a la mesa del comité de empresa "una propuesta de incorporarse a una comisión de seguimiento de las actuaciones para la eliminación del amianto". La comisión estará constituida por la dirección y por la comisión permanente del Comité de empresa.

El documento suscrito establece un principio de mínimos que trabajará sobre el mapa de ubicación del amianto en Metro, los controles médicos realizados a trabajadores con posible exposición y el impulso de los trabajos para la eliminación del amianto.

El plan comenzaría de manera "inmediata" en trenes, en las 23 estaciones en las que están diseñadas actuaciones "concretas", en subestaciones y en depósitos.

"Si Metro no fuera seguro no habría sido premiada por la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social en 2013, 2014 y 2015. El tema del amianto es un problema estructural, no sólo de Metro", ha agregado.

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Este miércoles, los grupos de la oposición registraron una solicitud de creación de una comisión de Metro. Para la consejera, la verdadera razón que les ha llevado a abrir una comisión es "hacer exhibición pública de un asunto por el que deberían abrirse decenas de comisiones en decenas de empresas o ámbitos de la actividad industrial".

Por otro lado, la consejera ha criticado que algunos sindicatos de Metro han iniciado una huelga con claros componentes políticos. "Aquí, quiero destacar la firmeza y la responsabilidad demostrada por UGT, Solidaridad Obrera y el resto de organizaciones que se han sumado a los trabajos que desarrollará una comisión propuesta por la dirección y avalada por mí", ha sostenido.

Asimismo, la consejera ha incidido en la actualidad "ningún usuario, ningún viajero, ningún trabajador de Metro corre riesgo por amianto" y que, ese "riesgo no existe desde que en 2003 empezaron las labores de encapsulamiento de los elementos con amianto".

"LO PÚBLICO NO LES INTERESA"

En el turno de fijación de posiciones, el diputado socialista Daniel Viondi ha lamentado que la consejera no haya respondido cuándo conoció la presencia de amianto de la Red de Metro y si le ha informado en algún momento su viceconsejero, Jesús Valverde Bocanegra, cuando se empezó a elaborar el mapa de la presencia de amianto del metro de Madrid.

"¿Era desconocedor del asunto? ¿No sabía nada? Los miembros de ese comité no hablan de un mapeo del amianto ni de protocolos ni de encapsulados. Le solicitamos todas las actas desde el 2001 hasta el 2018 y lo que entregan ustedes es una falta de respeto", ha criticado Viondi.

Por último, ha contestado a la consejera que por ese motivo quieren "que haya una comisión de investigación" porque su hoja de ruta "es la de la verdad para ver porque ha habido 14 años de negligencia".

A su vez, el diputado de Ciudadanos Juan Rubio ha vuelto a solicitar respeto para la empresa, para los trabajadores y para todos los madrileños.

"No cumple con la ley de la accesibilidad, y presentan un plan para incumplir esa ley durante más tiempo. Ley de prevención de riesgos laborales tampoco la cumplen, se lo ha dicho inspección de trabajo se lo han dicho lo que tenían que hacer punto por punto, de forma inmediata y urgente. Cada vez se parecen ustedes más a los independentistas catalanes, si siguen así seguro que van a tener ustedes presos políticos", ha ironizado Rubio.

Por su parte, el diputado de Podemos Alberto Oliver le ha espetado a la consejera pone responsabilidades en los sindicatos y le ha pedido que "dejen de echar balones fuera". "Ustedes no asumen las consecuencias políticas de una cuestión negligente, parece que Carabante mintió que aseguro que las estaciones de Canillejas estaban desamiantadas y ahora eso se está revisando. Esto es de extrema gravedad del riesgo de la seguridad de trabajadores", ha lamentado Oliver.

Además, Oliver ha incidido en que lo público "no funciona" cuando es el PP el que está gobernando, porque "lo público no les interesa" y ha asegurado que el valor de la empresa ha caído un tercio de lo que valía en 2015".

Por su parte, el diputado popular José Luis Fernández-Quejo ha sostenido que la consejera ha aportado datos que a la oposición les importa "poco".

"La seguridad en Metro está garantizada en estos meses, y se han tomado más de 100 medidas contra el amianto con transparencia y sin sembrar el caos que es lo que ustedes pretenden hacer", ha criticado.