Los transportistas de carga y descarga deberán sacar un ticket gratuito de los parquímetros para poder aparcar

Actualizado 24/02/2009 15:18:12 CET

El Ayuntamiento implantará cámaras en los cruces para 'pillar' a los conductores que se saltan los semáforos en rojo

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid profundizará en la regulación de la carga y descarga de la ciudad a través del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), de tal forma que los transportistas que realicen estas labores dentro del municipio deberán sacar un ticket gratuito de los parquímetros durante un tiempo de media hora.

Así lo anunció hoy el delegado de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo, durante la presentación del Informe del Estado de Movilidad de la Ciudad de Madrid, elaborado a partir de 60 indicadores de seguimiento.

Aunque Calvo no dio más detalles sobre esta nueva regulación, la web municipal recoge que será a partir del 1 de marzo cuando los talleres de reparación y los vehículos comerciales o industriales deberán contar una tarjeta magnética que deberán introducir en los parquímetros de color azul para obtener un ticket de aparcamiento válido en la Zona SER, en lugar del distintivo que, hasta ahora, debían mostrar en su parabrisas.

"De este modo se optimizará definitivamente el disfrute de la condición de vehículo en reparación por taller o de vehículo comercial o industrial a efectos del SER al máximo cinco horas diarias, continuadas o no", indica la web municipal y recoge Europa Press.

El 25 de noviembre de 2007 el Consistorio de la capital anunció que los talleres de Madrid podrían aparcar hasta tres vehículos pendientes de reparación en las plazas azules del SER durante un máximo de cinco horas diarias, continuadas o no, según un decreto de Calvo, publicado el 18 de octubre en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).

Así, el 1 de enero de 2008 entró en vigor la denominada 'Área diferenciada de talleres de reparación de vehículos', identificada por unas tarjetas naranjas que los propietarios de los talleres deben colocar a los coches como distintivo si no quieren ser multados por los controladores del SER.

EL 57% DE LA CARGA Y DESCARGA ES ILEGAL

El delegado de Movilidad destacó hoy que el estacionamiento ilegal en doble fila, tanto de particulares como en las operaciones de carga y descarga es un factor clave en la reducción de la capacidad del viario, con una incidencia en tiempos de desplazamientos y consumos y que supone un "elemento grave" de distorsión de la seguridad vial.

Aunque el porcentaje de aparcamientos ilegales por operaciones de carga y descarga en doble fila en el interior de la M-30 ha caído del 72 por ciento en 2006 al 57 por ciento en 2008, para el concejal de Movilidad "sigue siendo muy importante".

De hecho, también han aumentado este tipo de estacionamientos en el Servicio de Estacionamiento Regulado, que también son ilegales "aunque no molestan al tráfico", ha pasado del 9 por ciento en 2006 al 21 por ciento el año pasado mientras que la utilización legal de las zonas de carga y descarga apenas ha aumentado del 19 por ciento en 2006 al 22 por ciento en 2008.

CÁMARAS EN LOS SEMÁFOROS

Por otra parte, Calvo anunció que el Ayuntamiento de Madrid instalará cámaras en diversos cruces semafóricos de la ciudad con el objetivo para captar a los conductores que pasen en rojo y reducir así la accidentalidad en algunos puntos críticos de la red viaria madrileña.

Fuentes municipales explicaron a Europa Press que ya hay varias experiencias piloto instaladas en algunos semáforos de la capital. El novedoso sistema funcionaría a través de las denominadas 'foto rojo', una cámara que capta una serie consecutiva de imágenes de los vehículos infractores.

Luego, estas imágenes se convertirían en 'fotodenuncias' contra las que caben poca o ninguna reclamación por parte del infractor, por lo que el Consistorio madrileño espera que ayuden a generar un cambio en el hábito de los conductores más impacientes, sobre todo en los cruces con mayores riesgos.