El acusado de agredir y violar a su novia alega que las relaciones sexuales fueron voluntarias

Actualizado 22/05/2007 17:25:39 CET

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

Luis C.O., boliviano acusado de agredir y violar a su novia embarazada en junio de 2005, manifestó hoy, durante el juicio celebrado en la Audiencia de Madrid, que no pegó a su pareja, --"sólo forcejeamos"--, y que las relaciones sexuales que mantuvieron fueron voluntarias.

El escrito de acusación de la representante del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, señala que el día 18 de junio de 2005 el procesado Luis C.O. agredió a su novia en el transcurso de una discusión mantenida en el domicilio de ambos, para, a continuación, pedir a la víctima que mantuvieran relaciones sexuales, solicitud a la que la mujer se negó alegando su estado de embarazo.

A pesar de todo esto, agrega la fiscal, el imputado, "impulsado por sus lúbricos deseos, le cogió fuertemente los brazos, la tumbó sobre la cama" y la violó. Como consecuencia de la agresión física, la joven tardó diez días en curarse de sus heridas y estuvo otros cinco incapacitada para sus ocupaciones habituales.

Luis C.O. indicó durante la vista oral que estuvieron discutiendo y forcejearon, pero que en ningún momento la pegó y que las relaciones fueron consentidas. "No le escuché decir que parara. Cómo iba a hacer estas cosas", agregó el encausado. Además, aseveró que la mujer puso la denuncia por venganza, ya que no le gustaba, añadió, que frecuentara un bar cercano a la vivienda.

Por su parte, la víctima, que declaró de forma vacilante, dijo no recordar la violación aunque sí que le pegara. "No me acuerdo bien de las cosas. Pasó hace mucho tiempo. Discutimos por unos problemas que teníamos, me golpeó, pero de lo demás no me acuerdo. Siempre he resuelto los problemas con mi pareja yo sola", apuntó, al tiempo que reconoció que le "tenía miedo de él cuando bebía".

Además, dos policías municipales que se personaron en la vivienda el día de autos señalaron que se encontraron a la mujer embarazada "nerviosa, que decía haber sufrido una agresión física y otra sexual". "Dijo que temía por su vida", destacó uno de los dos agentes.

De este modo, la fiscal dijo que aunque la declarante "parece no querer recordar nada", al final ha reconocido la agresión física, "y además está el parte médico que lo corrobora", añadió. Para corroborar la violación, la fiscal se apoyó en la declaración de de los policías municipales, por lo que mantiene su petición de 17 años de cárcel para Luis C.O.

Mientras tanto, la defensa del imputado discrepó de las manifestaciones realizadas por la fiscal y alegó que el enfrentamiento entre los novios "fue una simple discusión de pareja en la que no queda acreditado que se produjera ningún tipo de lesión". En cuanto a la supuesta agresión sexual, este letrado dijo que las relaciones fueron "consentidas o autorizadas por ella", por lo que pidió la libre absolución para su representado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies