El TS revisará hoy la condena a 24 años de cárcel impuesta a uno de los acusados por el crimen de 'Amnesia'

Fachada del Tribunal Supremo
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 7:16:35 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo revisará hoy la condena a 24 años de prisión impuesta por la Audiencia Provincial de Madrid a David L.M. por matar el 10 de mayo de 1999 al portero de la antigua discoteca Amnesia, Víctor Manuel P.P.

En una vista pública, la Sala de lo Penal del Alto Tribunal estudiará los recursos presentados contra la sentencia condenatoria que le condenó por homicidio con la agravante de abuso de autoridad, y por el intento de homicidio de otras dos personas.

El condenado no pudo ser juzgado en su momento junto a los otros encausados --los hermanos Babak, Atabak y Siamak M. y Alfonso T.T.-- porque se fugó a México.

En el fallo, el tribunal consideró probado que David, junto a las otras cuatro personas mencionadas, se dedicaban en ese momento a tareas de seguridad de diversas discotecas, "surgiendo, como consecuencia de ello y de su intención de realizar esa función en otro locales, incidentes con las personas que ejercían esta actividad en los mismos, como en la discoteca Amnesia, también denominado con anterioridad 'Friends'".

HECHOS PROBADOS

La sentencia señaló que Alberto T.T. inició en el mes de enero de 1999 una discusión con el encargado de la discoteca 'Friends', a quien golpeó. Así, la seguridad de la sala le expulsó y ante de abandonarlo éste reaccionó disparando al techo en dos ocasiones con un arma que portaba.

Días después, el jefe de seguridad del local se personó con varios porteros de la sala, entre ellos Víctor Manuel P., en la discoteca 'Bakstage', en la calle Jorge Juan, con la finalidad de exigir al procesado explicaciones.

Tras ello, se produjo una pelea entre Alberto T.T. y Víctor Manuel P. Tras estos hechos, los procesados decidieron vengarse de los miembros de seguridad de la discoteca y causarles la muerte.

Alrededor de la 1.30 horas del 10 de mayo de 1999, los acusados se dirigieron a las inmediaciones de la discoteca 'Friends', "acelerando fuertemente cuando pasó por la puerta del local" y percatándose de que se hallaban en el exterior los porteros, entre ellos Víctor Manuel P. También estaban Juan José Z., Jorge G. y Faustino M.

Unos minutos después, tras estacionar el vehículo, Alfonso T.T. y David L.M con bates de béisbol, Siamak con una barra y una pistola y Babak y Atabak con sendas pistolas irrumpieron violentamente en la entrada del local. Directamente, y tras intentar Alfonso agredir con un bate a varios de los presentes, Siamak, David y Alfonso se dirigieron a Víctor, al que propinaron varios golpes en la cabeza y en la cara.

Al mismo tiempo, Babak desenfundó el arma de fuego y disparó dos veces a Víctor Manuel P.P., alcanzándole con uno de esos tiros. Atabak disparó también contra él, alcanzándole, y Siamak, aprovechando que Juan José se estaban levantando del forcejeo previo con Babak, desenfundó su arma y le disparó directamente. Por último, Attabak M. también disparó en dos ocasiones a Jorge G.D.

El personal de la discoteca Amnesia intentó defenderse de la agresión, resultando Babak herido por impacto de bala, lo que motivó que el grupo agresor iniciara la huida. Alfonso y David introdujeron a Babak en el vehículo que conducía el primero y le trasladaron a un centro hospitalario para que fuera atendido.

A consecuencia de la agresión, Víctor Manuel recibió dos impactos de bala, uno incidió en el hemitórax derecho, causándole una herida necesariamente mortal, al ocasionar una hemorragia fulminante al nivel del tórax. Recibió además otro impacto en el brazo derecho y hasta seis heridas inciso contusas en la cabeza y tres contusiones en la cara a consecuencia de los golpes recibidos con los bates.

Juan José Z. resultó con una herida por arma de fuego en región infraclavicular derecha con sección de la arteria axilar derecha, y de no haber mediado una intervención terapéutica urgente hubiera podido sufrir un shock hemorrágico y la muerte. El lesionado tardó en curar 90 días, estando cuatro de ellos hospitalizado.

Por su parte, según el fallo, Jorge G. D. recibió dos impactos de bala, uno en el antebrazo derecho y otro en la base del cuello, que le provocaron heridas de las que tardó en curar 15 días, precisando hospitalización durante dos de ellos.

También recibió el impacto de un disparo Francisco Javier L. F., sin que conste acreditado si ello fue por efecto de un disparo directo o por efecto rebote, como consecuencia de lo cual sufrió lesiones superficiales en la cara lateral del brazo derecho, que no afectaron a planos musculares, de lo que tardó 20 días en curar.