El túnel de Santa María de la Cabeza abrirá al tráfico a mediados de diciembre, una vez terminada la obra civil

Actualizado 06/12/2009 13:23:35 CET

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El túnel de Santa María de la Cabeza, en Madrid, abrirá al tráfico a mediados de diciembre, un mes antes de lo previsto inicialmente, una vez terminada la obra civil en la infraestructura, según avanzó esta semana la delegada de Obras y Espacios Públicos del Ayuntamiento de la capital, Paz González.

Así, en aproximadamente "quince días estará abierto al tráfico el túnel, puesto que se están ejecutando los últimos remates en las instalaciones interiores, una vez concluida la obra civil", según aseguró la edil.

El cierre del paso inferior al tráfico comenzó el pasado 11 de enero, momento en que se previó que este corte se prolongara hasta el 11 de enero de 2010. Sin embargo, si se cumplen las previsiones de la concejala el final del proyecto se habrá adelantado prácticamente un mes.

Los trabajos de remodelación del túnel de Santa María de la Cabeza comenzaron en agosto de 2008. En la primera fase se demolió el murete de salida del túnel, se llevaron a cabo catas de reconocimiento de servicios, se desmontaron instalaciones, semáforos y cámaras de televisión y se prepararon las calles adyacentes y las estaciones de autobuses para la siguiente fase.

En ese momento no fue necesario establecer desvíos de tráfico, cosa que sí sucedió a partir del pasado enero, cuando la zona se cortó también en superficie en sentido salida, desde la calle Peñuelas hasta el paseo de la Esperanza, para lo cual se habilitaron desvíos en calles aledañas, como en el interior del túnel.

El proyecto incluyó asimismo el desvió los colectores de saneamiento, del Canal de Isabel II, del teléfono, Gas Natural y de la energía eléctrica. También se acometieron las salidas de emergencias para, finalmente, realizar la cubierta del túnel.

Las obras, que recibieron una inversión de 70 millones de euros en el presupuesto de 2008, busca hacer del peatón el protagonista de la calle, con la renovación de más de 100.000 metros cuadrados de aceras, 365.000 de calzada y la eliminación de 370 barreras arquitectónicas.