La UCM asegura que sus problemas financieros llegaron en 2008, cuando la Comunidad dejó de pagar lo que debía

Actualizado 17/06/2010 22:33:22 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) replicó hoy a la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, que las "dificultades económicas" llegaron a la institución a partir del año 2008, cuando el Gobierno regional "dejó de pagar lo que debía" de los planes de inversiones y de financiación, informaron a Europa Press fuentes del centro.

Así contestó la UCM a Figar después de que hoy ésta asegurara que la "mala situación económica" de la Universidad se debe a la "deficiente" gestión del rector, Carlos Berzosa. Además, acusó al centro de desviar desde el año 2003 unos 192 millones de euros en gastos de personal no autorizado.

Según las mismas fuentes, que no se explican de dónde ha sacado este dato el Gobierno regional, la Universidad Complutense ha presentado hasta el año 2008 un "equilibrio presupuestario", tanto en sus ingresos como en gastos, y que los problemas llegaron cuando la Comunidad de Madrid empezó a recortar las partidas de inversiones y de financiación que, aun pactadas, no entregó completas.

En concreto, la Universidad tiene reclamados judicialmente a la Comunidad de Madrid un total de 118,5 millones de euros (derivados de inversiones, financiación y un convenio de Selectividad). Una cantidad que se debe desde el año 2008 y que están a la espera de que los tribunales se pronuncien. "La Comunidad no reconoce esta deuda porque si así lo hiciera se podría obtener de alguna manera", señalaron.

Por capítulos, en inversiones, la UCM tiene reclamados judicialmente 67,5 millones de euros que, a su juicio, deberían haber obtenido desde el año 2007. Así, explican que en el ejercicio de 2008, la Comunidad debería haber dado 41 millones de euros y sólo recibió 17,4 millones de euros; en 2009, tenían previstos otros 41 millones y recibió 27 millones; y este año, se esperan de los 42,5 millones "prometidos", unos 6,5 millones de euros.

En el caso de la financiación, la Complutense reclama 48,5 millones de euros. Explicaron que durante estos años, a falta de recibir lo que les correspondía en este capítulo, han tenido que tirar de otras partidas para pagar nominativas o acuerdos establecidos en los convenios como los trienios o sexenios.

Desde la Universidad recuerdan que la situación financiera que atraviesa actualmente la universidad "desgraciadamente" no es "única, ni exclusiva ni particular" de esta institución porque afecta "al conjunto de las administraciones", incluida la autonómica y la local madrileña. El Consejo de Gobierno del centro aprobó la semana pasada un Plan de reequilibrio presupuestario para poder solventar poco a poco los problemas económicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies