UGT cree que el recorte presupuestario a las universidades busca "provocar el hundimiento de la enseñanza pública"

Actualizado 13/10/2008 21:48:09 CET

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT de Madrid aseguró hoy que aunque la Comunidad recalque que el recorte presupuestario a las universidades públicas de la región no afectará a las nóminas de los trabajadores, dicho ajuste persigue "provocar el hundimiento de la enseñanza pública", como, a su juicio, está haciendo la presidenta del Ejecutivo, Esperanza Aguirre, con toda su política en Educación.

Así, el sindicato apuntó que las opiniones que se vienen escuchando en los últimos días por parte de responsables del gobierno de la Comunidad de Madrid no deben entenderse en clave personal, "sino como la directriz política que les ha marcado Aguirre, la cual, en política educativa adopta unas directrices neoliberales cuyo objetivo último es el provocar el hundimiento de la enseñanza pública.

Por otro lado, señaló que "ante la grave irresponsabilidad política mostrada por el Gobierno Regional de Aguirre, la ausencia de voluntad de negociación y el ahogo económico al que someten las Universidades Públicas", la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT Madrid, considera indispensable que los trabajadores den una respuesta adecuada en defensa de sus puestos de trabajo. De hecho, en los próximos días, esta organización se pondrá en contacto con el resto de organizaciones sindicales a fin de fijar un calendario de movilizaciones para los siguientes meses.

De momento, siguen a la espera de que los responsables del Gobierno regional aporten una solución técnica al problema de la financiación, aunque recordó que, en opinión de algunos responsables universitarios, están las medidas que podrían permitir que las universidades se endeuden, con el compromiso de poder pagarlo más adelante, o que sea la Comunidad de Madrid quien lo haga.

De nuevo, señaló que el "ahogo económico" al que el Gobierno de Esperanza Aguirre somete a las Universidades, supone que éstas no puedan mantener sus compromisos en capítulos tan importantes como las infraestructuras, la investigación o la puesta en marcha de nuevas titulaciones".

En este sentido, añadió que "sólo el compromiso del Personal Docente y de Investigación y del Personal de Administración y Servicios ha hecho posible que la Universidad madrileña sea un referente de calidad. Cualquier castigo hacia este colectivo repercutiría negativamente en la excelencia de los servicios", en referencia a los 24.000 trabajadores que están en la Universidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies