UGT inicia una campaña pionera en la Comunidad de Madrid para combatir la discriminación laboral de trabajadores con VIH

Actualizado 26/01/2011 16:38:11 CET

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

UGT ha iniciado una campaña pionera en la Comunidad de Madrid para combatir la discriminación laboral de trabajadores portadores con VIH, ya que, a pesar de la existencia de una legislación nacional e internacional que ampara y protege a estas personas, el sindicato ha detectado situaciones de exclusión.

La acción sindical se realizará a través de la red de delegados sindicales en las empresas y centros de trabajo en la región, los cuales deberán de tener como cometido, además de sus funciones, luchar contra situaciones de este tipo.

De esta forma, se procederá a denunciar las situaciones discriminatorias de exclusión en los ámbitos sociales y laborales, se velará por la igualdad en el acceso al empleo, el mantenimiento del puesto de trabajo en el caso de enfermedad y la compatibilidad de la actividad laboral con la asistencia a los tratamientos médicos específicos.

La tasa de prevalencia del virus en la Comunidad de Madrid es del 0,7 por ciento, aunque en colectivos más vulnerables este porcentaje asciende hasta el 25 por ciento. Madrid se encuentra a la cabeza de la enfermedad en España, con 38,4 casos por millón de habitantes y un total de afectados que oscila entre los 21.000 y 29.000.

El aumento de nuevas infecciones es atribuido por el sindicato a que "la población en general no es consciente de que realizarse la prueba del VIH es vital en el control de la epidemia" y considera que "se ha bajado la guardia en la prevención debido a la percepción del VIH/sida como una enfermedad crónica".

Asimismo, sostienen que, a pesar de los avances en tratamientos después de la detección del primer caso hace 29 años, los avances sociales son "escasos". "Consideramos necesario intensificar en el ámbito que nos compete, que es el mercado laboral, los esfuerzos destinados a la erradicación del estigma asociado al VIH y sida", han subrayado desde UGT.

El sindicato recuerda que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha aprobado en su 99 conferencia celebrada el pasado mes de junio una norma internacional dirigida a que los trabajadores afectados por VIH no sean discriminados en el ámbito laboral.

Dicha norma establece que el estado serológico no puede ser motivo para terminar una relación de trabajo, que las ausencias temporales deberán tratarse de la misma manera que otras ausencias por otras razones de salud, y que el trabajo se adaptará a las necesidades del trabajador, en función de su salud y mientras sea médicamente apto para el desarrollo del mismo.

"Se trata, en definitiva, de evitar la 'estigmatización' social y laboral de los afectados y constituye el primer instrumento internacional de derechos humanos dedicado especialmente a abordar el VIH-Sida", han recalcado.

Por otra parte, el Informe 2009 de la Asesoría Jurídica del Observatorio de DDHH y VIH señala que la discriminación en el ámbito del trabajo sigue siendo la principal fuente de consulta, pues el 32 por ciento de las consultas al Observatorio de DDHH y VIH tienen que ver con la vulneración de derechos en el ámbito laboral.

Según el informe, los motivos más habituales de consulta son los cambios en las condiciones de trabajo (horario, ubicación física, responsabilidades, salario), la vulneración de la confidencialidad de datos médicos, la solicitud de la prueba del VIH sin tener relevancia para el puesto, la exclusión de oposiciones, las dificultades para encontrar trabajo o los despidos.

"Todas estas situaciones, colocan a las personas con VIH en una situación de desventaja tanto a la hora de acceder al mercado laboral como a la hora de mantener su puesto de trabajo", han lamentado.

El sindicato denuncia que el temor a ser rechazado en su entorno laboral e incluso a ser despedido por este motivo suponen para la persona "una pérdida en sus derechos y una nueva barrera: la relacionada con tener que vivir constantemente pendiente de que su entorno descubra su condición de persona con VIH".

Por ello, UGT ha resaltado la responsabilidad de los sindicatos en su lucha por la igualdad, la justicia y la cohesión social. "Un trabajador, portador de VIH o un trabajador enfermo de Sida, ante todo es un trabajador, con los mismos derechos y deberes que cualquier otro trabajador, sea cual sea su estado de salud", han concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies