El último dueño de la Real Fábrica de Tapices alega que vive en el edificio con contrato "lícito, vigente y reconocido"

 

El último dueño de la Real Fábrica de Tapices alega que vive en el edificio con contrato "lícito, vigente y reconocido"

Publicado 24/03/2017 18:10:48CET

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El último propietario de la Real Fábrica de Tapices, Livinio Stuyck, ha asegurado este viernes a través de un comunicado que reside en las dos últimas plantas del edificio con contrato "lícito, vigente y reconocido".

Este comunicado llega un día después de que el Gobierno central solicitara a Stuyck que abandonase su vivienda en el edificio antes del próximo martes 28 de marzo. Según alegaron, Stuyck lleva viviendo 20 años en el inmueble público, sin contrato y sin pagar alquiler, desde que el Ministerio de Educación y Cultura rescatase a la empresa de la quiebra.

En el "rescate" e inscripción de la nueva fundación no aparece ninguna evidencia de que Livinio Stuyck pudiese residir en el inmueble, propiedad del Estado desde su construcción en 1889.

Por contra, Stuyck ha afirmado que tanto él como su familia residen "con todo su derecho" en el mismo edificio en el que desarrolla su actividad la Real Fábrica de Tapices, ya que "entre la familia Stuyck y los distintos titulares del edificio, ha existido y existe una relación contractual desde tiempos inmemoriales (sucesivos contratos de arrendamiento siendo el primero de los suscritos de fecha 23 de marzo de 1889), que le facultan a ocupar las dependencias de la denominada Real Fábrica de Tapices en concepto de vivienda".

El último contrato tiene fecha de 1952, el cual sigue vigente al día de hoy, sin que haya sido declarado resuelto por ninguna de las partes.

En este sentido, Stuyck alega que el uso de parte de las dependencias del edificio como vivienda particular hasta la fecha siempre ha estado "en pleno conocimiento" de los distintos interesados (Ayuntamiento, Patrimonio del Estado), así como el actual titular, el Ministerio de Educación Cultura y Deporte.

Además, la familia asegura haber abonando "puntualmente" a los distintos titulares del inmueble, el importe de la renta correspondiente por el arrendamiento. En la situación actual y exclusivamente motivado por los distintos cambios del titular del inmueble, la familia Stuyck no ha tenido interlocutor posible para realizar el pago de las rentas.

Así, Stuyck ha solicitado al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte una cuenta de consignaciones "para proceder el pago de las rentas debidas, lo que ha sido expresamente rechazado por la actual administración titular del inmueble".

Del mismo modo, la familia Stuyck afirma haber requerido en distintas ocasiones al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para intentar buscar una posible solución a la actual situación sin respuesta concreta por parte de este organismo.

Todas estas circunstancias "constan de forma expresa en el expediente administrativo, el cual se encuentra en fase de tramitación sin haber recaído resolución firme alguna". Por ello, "la familia Stuyck ejercitará las acciones que estime oportunas para defender sus legítimos derechos sobre el inmueble".

STUYCK

La familia Stuyck lleva residiendo en la fábrica desde hace siete generaciones, y son descendientes del tapicero flamenco traído a España desde Amberes en 1720 por el rey Felipe V, Jacobo Vandergoten.

Desde la fundación de la manufactura de alfombras y tapices, los Stuyck han sido sus dueños y gestores, hasta el traspaso que ejecutó Livinio. Tras el mismo, fue directo general de la Real Fábrica durante cinco años, hasta su destitución por el patronato de la fundación en junio de 2002.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies