Unijepol defiende la legalidad de una nueva pistola de Policía Local de Alcobendas que el PSOE tachó de "arma de guerra"

Pistola Kit Ron G-1
UNIJEPOL/EP
Actualizado 29/11/2010 19:13:56 CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Jefes de la Policía Local (Unijepol) ha manifestado que el arma modelo 'Kit Ron G-1', adquirida recientemente por la Policía Local de Alcobendas y que fue considerada por el PSOE municipal como "arma de guerra", "en ningún caso puede considerarse como prohibida para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".

El jefe de la Policía Local de Alcorcón, Sergio Ruiz Platero, ha explicado que el dispositivo es completamente legal, "si bien cabe la discusión de carácter exclusivamente administrativo sobre lo que se considera o no reglamentario". En este sentido, Ruiz ha recordado que la competencia para aprobar y homogeneizar los medios reglamentarios de las Policías Locales no corresponde ni al Ministerio del Interior, ni de la Guardia Civil, sino a las Comunidades Autónomas, tal y como está dispuesto en la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y en el Reglamento de Armas.

En el caso madrileño, según ha señalado Unijepol en su revista mensual, aunque la Ley de coordinación de las Policía Locales está aprobada desde el año 1992, "no se ha dispuesto cuáles son las armas reglamentarias de las Policías Locales". "Esa falta de reglamentación autonómica es la que ha permitido que cada cuerpo de Policía Local designe el armamento y equipo que considere más adecuado", ha agregado.

Respecto a la utilización de ese dispositivo en Alcobendas, Alcorcón o Arroyomolinos, Ruiz Platero ha apuntado que está siendo usado a modo de evaluación, igual que en otros municipios canarios o andaluces. "El Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil no lo utilizan porque evalúan otro tipo de accesorios, sistemas de mayor calibre o con disparo automático", ha agregado.

Asimismo, el representante de Unijepol ha relatado que el uso de este dispositivo unido a las armas cortas "vendría a ser parecido a una carabina policial o un subfusil, sin que en ningún caso pueda hablarse de un arma de guerra, porque no utiliza sistemas de disparo automático, sino semi-automático".

A su juicio, tampoco llega a convertir el arma corta en arma larga "porque nunca alcanza la longitud máxima o mínima que establece el reglamento de armas para tener esta consideración legal".

Desde el punto de vista técnico, Ruiz ha defendido el uso del Kit Ron G1 para las Policías Locales porque "es bastante flexible y económico respecto a otro tipo de adaptaciones y reporta una serie de ventajas como una mayor estabilidad, que permite una mayor precisión en el disparo y no supone una modificación de las características del arma respecto al alcance máximo o modificación de la energía o la potencia del proyectil, lo que no supone mayor riesgo respecto al arma corta".

De la misma forma, considera que su apariencia física "realiza una acción preventiva". En su opinión, la realidad actual de los Cuerpos de Policía Local "exige y requiere de unos medios más técnicos" y el kit permite a los Cuerpos actuar en "todo tipo de situaciones de grave riesgo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies