UPyD denuncia que Madrid Destino ha adjudicado un contrato de seguridad que no se ajusta a la legalidad

Actualizado 07/07/2015 22:30:54 CET

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

UPyD denuncia que la empresa municipal Madrid Destino ha formalizado un contrato de seguridad privada por valor de 900.000 euros mediante un mecanismo que no se ajusta a la normativa municipal en la materia y reclama al área de Las Artes que "actúe con contundencia" para que este tipo de prácticas queden "erradicadas" de la Administración.

Así lo ha detallado la edil de la formación magenta, Patricia García, en referencia a la información publicada por el diario 'El Mundo' donde se detalla que el Ayuntamiento ha adjudicado un contrato de seguridad privada a la empresa Eulen "sin concurrencia ni publicidad".

"Venimos avisando desde hace tiempo que Madrid Destino va por libre, actuando con toda independencia del delegado Pedro Corral", ha espetado la edil de UPyD para quien existe "falta de control" sobre la empresa municipal que lleva a situaciones que son "una bomba de relojería".

Denuncia la edil que los directivos de Madrid Destino "se sienten impunes" y "no se creen obligados a seguir la normativa municipal". "No se sienten concernidos por las obligaciones contractuales de toda Administración, y la consecuencia son desmanes como éste", ha apostillado.

Fuentes de la formación magenta explican a Europa Press que Madrid Destino decidió analizar las necesidades de vigilancia y seguridad de todos los edificios de su titularidad para unificar los contratos y reducir gastos.

No obstante, detallan que el contrato unificado de vigilancia no se ha licitado hasta medias de este mismo "mes de julio para entrar en vigor el próximo 29 de septiembre", cuando los contratos relativos a la seguridad de los teatros municipales y de Matadero y Medialab "vencían el pasado 31 de marzo".

Entonces, según denuncia la formación magenta, se decidió mantener en dichos edificios y durante seis meses al anterior adjudicatario con un nuevo contrato por importe superior a 900.000 euros mediante un trámite denominado "adjudicación directa".

Sostiene UpyD que este procedimiento "no existe" y es "inventado" por Madrid Destino al no estar contemplado en la normativa de contratación pública vigente, la Ley de Contratos del Sector Público a la que la empresa municipal está sujeta, como empresa cien por cien pública (municipal) y poder adjudicador, tal y como "recogen sus propias instrucciones internas de contratación", explican las mismas fuentes.

"Estos contratos no se han sometido a los principios de publicidad, concurrencia, transparencia e igualdad de trato", explican desde este grupo municipal para añadir que a efectos de derecho el contrato es nulo.

También asevera que existe un informe negativo de la Dirección General del Sector Público del Área de Hacienda (informe al que estaban obligados por tratarse de un contrato que superaba los 500.000 euros).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies