UPyD exige la comparecencia de Botella y la dimisión de García Grande por el caso del 'pequeño Nicolás'

'El Pequeño Nicolás' tras declarar en el juzgado
EUROPA PRESS
Publicado 28/01/2015 13:05:54CET

"Nunca he facilitado ninguna información que pudiera afectar a ninguna actuación del Cuerpo de Policía Municipal", se defendió el coordinador

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid, David Ortega, ha exigido este miércoles la comparecencia de la alcaldesa, Ana Botella, y la dimisión del coordinador general de Seguridad del Consistorio, Emilio García Grande, a raíz del informe de Asuntos Internos de la Policía Nacional, incorporado a la causa, dado a conocer por 'El Confidencial'.

Ortega ha reclamado a Botella que "comparezca hoy ante los madrileños" para explicar la relación de Francisco Nicolás Gómez Iglesias con altos cargos del Ayuntamiento, además de la dimisión de García Grande, número dos del área de Seguridad.

El portavoz de UPyD ha señalado que en esa información se apunta al coordinador como la persona que habría facilitado datos policiales reservados a Gómez Iglesias, además de permitir que dos policías municipales colaborasen con el joven.

"Este caso demuestra que hay que dar un giro de 180 grados a la Policía Municipal y es lo que haremos a partir del 24 de mayo. Hay que premiar el mérito y la capacidad, poner a las personas más capaces a trabajar al servicio de los madrileños", ha defendido Ortega en un comunicado.

El edil ha aseverado que no permitirán que "el más mínimo recurso del Cuerpo, material o humano, sea utilizado en oscuros intereses, como ha sucedido en este caso".

GARCÍA GRANDE NEGÓ HABER FACILITADO MATRÍCULAS

El coordinador general de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Emilio García Grande, negó tajantemente la pasada semana en la comisión del ramo que facilitara matrículas o cualquier otra información a Francisco Nicolás Gómez Iglesias o a nadie que haya podido afectar a operaciones policiales.

"Nunca he facilitado ninguna información que pudiera afectar de manera directa, indirecta o leve a ninguna operación o actuación del Cuerpo de Policía Municipal. Ni al señor (Jaime) Berenguer, ni al señor Gómez Iglesias ni a nadie más", contestó García Grande dirigiéndose al portavoz de Seguridad de UPyD.

También defendió que el Ayuntamiento abriera una investigación "nada más conocer los hechos", se han incoado expedientes sancionadores, de los que se está a la espera de resolución, y se trasladó al juzgado las investigaciones realizadas, siendo la primera Administración en hacerlo, "por si se pudiera haber cometido algún hecho delictivo".