UPyD está trabajando en su proyecto político de la próxima legislatura para hacerse un hueco en la Asamblea

Publicado 03/12/2017 11:22:44CET

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Unión Progreso y Democracia (UPyD) de la Comunidad de Madrid ha asegurado que ya están trabajando en su proyecto político de la próxima legislatura para hacerse un hueco en la Asamblea de Madrid.

Las elecciones autonómicas de 2011 fueron las primeras a las que se presentó UPyD en Madrid. En ellas, consiguió ocho diputados del total de 129 y se situó como cuarta fuerza de la Comunidad por detrás de PP, PSOE e Izquierda Unida. En el año 2015, la formación magenta no consiguió formar parte de la Cámara regional.

Actualmente, UPyD tiene 17 concejales en la Comunidad repartidos en la zona norte de Madrid, como en Alcobendas, Colmenar Viejo, Las Rozas, Fuente el Saz de Jarama, Moraleja de Enmedio, Pedrezuela, Torrejón de la Calzada, Valdemorillo, Velilla de San Antonio, Villanueva de la Cañada y Villaviciosa de Odón.

En declaraciones a Europa Press, fuentes de UPyD de la Comunidad de Madrid han asegurado que están preparando un proyecto de cara a las próximas elecciones de 2019. "Estamos trabajando ya como hormiguitas para volver a tener presencia en la Asamblea y recuperar concejales en el resto de ayuntamientos", han añadido.

Asimismo, estas fuentes han señalado que sus proyectos están enfocados "en un corte social". "Seguimos en crisis y, evidentemente, muchas familias siguen en crisis y hay que apoyarles", han reivindicado desde la formación magenta.

Por su parte, el único concejal de UPyD en el Ayuntamiento de Alcobendas, Miguel Ángel Arranz, ha indicado a Europa Press que esta legislatura les ha permitido adquirir "experiencia" y darse cuenta de "cómo se gestiona un municipio".

Además, ha asegurado que los vecinos de la localidad de Alcobendas reconocen su "labor de lealtad", incluso también los partidos de la oposición. "Quizás desde 2009 nos adelantamos a nuestro tiempo, no supimos transmitir correctamente. Sabíamos que esa ausencia de poder acabaría pasando factura", ha admitido el concejal.

El portavoz de la formación magenta en Alcobendas ha manifestado estar "satisfecho" y que no van "tan mal". "En el 2015 la formación sufrió un varapalo en Madrid", ha reconocido, al mismo tiempo que ha sostenido que continúan trabajando "para mantener renovado al partido".

"No nos centramos en problemas etéreos. Hemos bajado al barro y esta política de proximidad nos va a dar resultados", ha vaticinado el concejal con respecto a la próxima legislatura.