El administrador de una página web declarará como imputado ante un juez por supuestas injurias

Actualizado 02/11/2007 12:20:27 CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 1 de Valdemoro ha citado a declarar al creador y administrador de la página web Valdeforo.net, Carlos Bravo, por un presuntos delito de injurias que habría cometido contra un funcionario municipal por albergar en la página comentarios ofensivos contra él publicados por los usuarios del foro.

El funcionario interpuso una querella contra Bravo después de que la web difundiera hace un año varios mesajes colgados por los usuarios del foro, que fueron entendidas como injurias por el querellante. En su querella, el hombre solicita al titular del Juzgado de Instrucción número 1 el secuestro cautelar de la web.

La persona aludida en los mensajes de los usuarios se puso en contacto con la administración de la página de internet para que se retiraran. Por su parte, los responsables de la página impusieron restricciones a la escritura de los usuarios implicados y al resto de usuarios con el fin de evitar que proliferaran más comentarios contrarios a su filosofía.

Durante las restricciones también se realizó una campaña informativa mediante mensajes en el propio foro resaltando la importancia del cumplimiento de las normas y de las posibles responsabilidades que se derivaran de su incumplimiento. Desde entonces, la administración de la web no ha vuelto a tener noticias de nuevos mensajes del mismo estilo referentes al querellante.

RESPONSABILIDADES INFUNDADAS

El imputado asegura que desde la puesta en marcha de la web haca ya tres años "siempre se ha puesto especial énfasis en el uso de los foros cumpliendo unas normas que obligan al respeto a la dignidad de las personas y a la legalidad".

A su juicio, la única medida que garantizaría el respeto de estas normas al 100% sería establecer una "censura previa", pero lo considera "incompatible con el derecho a la libertad de expresión que defiende y promueve la página".

Hizo hincapié en que en los casos en los que se ha identificado algún mensaje que pudiera incumplir las normas se ha actuado "firmemente" con todos los medios a su alcance.

Por ello, reconoció el derecho al uso de la vía judicial por parte de aquellas personas que pudieran verse afectadas por los mensajes publicados en la web. No obstante, opinó que en este caso concreto son "totalmente infundadas las responsabilidades e intenciones" que se les atribuyen en la querella.