Varios establecimientos de un centro comercial de Fuenlabrada llevan 2 días sin luz tras un robo de cables

Actualizado 28/04/2011 13:26:18 CET

La Policía ha detenido a tres jóvenes por estos hechos tras pillarles 'in fraganti' durante la sustracción

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un total de seis establecimientos de un centro comercial de Fuenlabrada llevan dos días sin luz después de que varios jóvenes robaran cables de electricidad esta semana, hecho por el que la Policía Local ha detenido ya a tres de los cuatro responsables.

Uno de los trabajadores de estos comercios ha explicado a Europa Press que atiende a los clientes de su establecimiento a través del teléfono móvil, al que ha desviado el número fijo de su negocio. "No puedo entrar, no puedo encender los ordenadores y estoy hablando con los clientes en la calle", ha denunciado.

Los comercios afectados son una inmobiliaria, una agencia de viajes, una tienda de complementos, una óptica, una peluquería y un banco. "Ahora han venido unos electricistas para hacernos un empalme a ver si así podemos ir tirando, pero son dos días cerrados teniendo por delante el puente de mayo, las comuniones y el Día de la Madre, así que está haciendo un gran daño a nuestras ventas", ha precisado.

Los hechos sucedieron hace dos noches, tal y como ha confirmado a Europa Press el jefe de la Policía Local de Fuenlabrada, José Francisco Cano. A través de un requerimiento ciudadano que llegó pasadas las 3 de la madrugada, los agentes dieron con un grupo de jóvenes que estaban robando cables en este centro comercial ubicado en la calle Alegría de la localidad.

"Localizaron a cuatro jóvenes manipulando cables y sorprendieron 'in fraganti' a dos de ellos que estaban robando los cables, por lo que les detuvieron en el momento. Los otros dos se percataron y emprendieron la huida a la carrera, siendo uno de ellos detenido con posterioridad", ha explicado el máximo responsable del Cuerpo Local de Policía fuenlabreño.

Los detenidos, J.M.G., C.L.L. y M.R.C., han pasado a disposición judicial y el cuarto sigue en paradero desconocido.