Vecinos de Getafe, desalojados del Pleno de la Asamblea cuando protestaban contra una planta de residuos en su barrio

Actualizado 04/10/2007 22:23:37 CET

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Guardas de seguridad de la Asamblea de Madrid tuvieron que desalojar hoy a varios vecinos del barrio getafense de Perales del Río que interrumpieron el desarrollo del Pleno mientras el diputado del PP José Ignacio Fernández intervenía en el debate sobre la ubicación de una planta de residuos inertes en dicho zona de la localidad.

La vicepresidenta primera de la Mesa de la Asamblea, Cristina Cifuentes, fue quien ordenó a los vecinos que abandonaran la sala, después de que comenzaran a increpar al parlamentario popular desde el lugar que ocupaban en las gradas.

En ese momento, Fernández, aseguraba que la planta no era "ilegal" y que una cosa es decirle a las personas que viven cerca "lo que quieren oir" y otra es intentar solucionar los problemas, como pretende hacer la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

La consejera de Medio Ambiente, Beatriz Elorriaga, compareció en el Parlamento regional a propuesta del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida con el fin de ofrecer más detalles sobre la construcción de una planta de residuos inertes en Perales del Río, mientras los vecinos afectados por esta instalación se manifestaban a las puertas de la Asamblea.

A juicio de IU, esta planta, que recogerá cada año 30.000 toneladas de residuos tóxicos, podría ubicarse en cualquier otro sitio, ya que todas las infraestructuras de este tipo se instalan en el sur de Madrid. "Esta planta hay que sumarla a la incineradora de Valdmingómez, a las plantas de secados de lodos y la central térmica que se estrá construyendo en la zona de La Torrecilla", aseguró la diputada Reyes Montiel.

Estas afirmaciones fueron apoyadas por los socialistas, que subrayaron que la planta de Perales del Río satura "sumamente" el entorno y "vulnera los derechos y libertades de los vecinos" que tendrán esta instalación a 200 metros de sus casas.

Por su parte, el portavoz de Medio Ambiente del PP, José Ignacio Fernández, mantuvo que la planta "no generará problemas de salud a los vecinos" y explicó que sólo generarán molestias debido al polvo y al ruido que provocará. Sin embargo, aclaró que los problemas acústicos se verán mermados debido a la apertura de una variante que permitirá que los camiones no circulen cerca de las viviendas.

Tras escuchar las críticas de la oposición, Elorriaga aseguró que cuando el proyecto de Perales del Río se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCAM) nadie, salvo el Ayuntamiento de Madrid, puso alegaciones y destacó que, por el momento, "no se ha causado ningún daño ni perjuicio a los vecinos de la zona".

"Mi compromiso es trabajar por y para el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos de la Comunidad de Madrid", concluyó la consejera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies