Vecinos de Moncloa exigen que no se prorrogue el permiso de manipulación de materiales nucleares en el CIEMAT

Actualizado 24/10/2007 21:32:39 CET

Dicen que en esta zona hay hasta un 7 por ciento más de lo normal de casos de cáncer

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de Moncloa y organizaciones ecologistas reclamaron hoy que el Ministerio de Industria ponga fin a las actividades de manipulación de materiales nucleares que lleva a cabo el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), ubicado en Ciudad Universitaria.

La CCAPimic, que reúne a asociaciones contrarias a esta instalación, pide que no se acceda a la prórroga solicitada por el CIEMAT para continuar con sus actividades de manipulación de materiales radiactivos provenientes de centrales nucleares, que deberían terminar a finales de este año.

"Pedimos a las instituciones con competencia en estos asuntos y a las Juntas Municipales de Aravaca y Tetuán, dominio de CIEMAT, que planteen que es improcedente que materiales de este tipo se traigan a la Dehesa de la Villa y a Ciudad Universitaria", declaró la Coordinadora.

El portavoz de la Coordinadora, Miguel Yuste, explicó en declaraciones a Europa Press que una prórroga en la licencia de actividades podría resultar muy peligrosa para los vecinos de los alrededores del centro.

"Ya en 2002, el Consejo de Seguridad Nuclear firmó una serie de acuerdos de colaboración con el CIEMAT para ampliar y mejorar los sistemas de seguridad de las instalaciones de procesamiento de materiales nucleares, con el ánimo de trabajar con materiales provenientes de centrales nucleares especiales, con tasas de irradiación o dosis radiactivas más altas", explicó el portavoz.

"Lo plantearon de esta manera porque es inadmisible las altas dosis que recibirían los operadores de la instalación y los investigadores, muy por encima de lo legal", añadió.

Hasta el momento, los datos de que disponen los vecinos de la Dehesa de la Villa y de la Ciudad Universitaria son estudios epidemiológicos que revelan, según explicó Yuste, que "existe hasta un 7 por ciento más de casos de cáncer de lo normal en la zona".

La Coordinadora también cuenta con un estudio epidemiológico realizado sobre los trabajadores de la Junta de Energía Nuclear (ahora CIEMAT), en el que se refleja que se produjeron "hasta cuatro veces más casos de cáncer que en la población normal; sobre todo en cáncer de huesos, directamente relacionable con emisiones alfa".

"Aunque no existan estudios definitivos que relacionen la causa-efecto entre ese tipo de trabajos y la muerte, sí hay indicios y sospechas de que se paga un precio en los alrededores del Centro por este tipo de investigaciones", apuntó Yuste.

"Los vecinos de la zona estamos informados desde hace años de lo que son las radiaciones ionizantes, de las instalaciones del CIEMAT y de los trabajos que se hacen allí, y pedimos a las instituciones cordura, una solución", ultimó el portavoz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies