Vecinos se muestran contentos por el acuerdo y piden como prioridad saber quién se queda y el precio del terreno

Cañada Real Galiana de Madrid
EUROPA PRESS/BASURAMA
Publicado 24/04/2014 19:21:50CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones de vecinos de la Cañada Real se han mostrado satisfechos por el informe del acuerdo marco aprobado hoy por el Consejo de Gobierno regional y han marcado como prioridad saber quién se quedará en la zona y a que preció comprarán el terreno donde están asentadas sus casas.

También se han mostrado preocupados por conocer la actitud del Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, que se ha descolgado del dicho acuerdo. De hecho, la presidenta de la Asociación de Vecinos del Sector IV, Lidia Resani, está "a la expectativa" de que pasos dará este municipio.

"Frente a todas las discusiones políticas, el acuerdo debe dar prioridad a todas las personas y que se haga lo antes posible para evitar el efecto llamada. La intención es que no haya ni vencedores ni vencidos y en estos estamos todos de acuerdo", ha dicho Resani.

Igualmente, al igual que otros representantes vecinales, ha pedido estar en la Mesa del organismo conjunto entre las diferentes administraciones para dar su opinión porque "nadie mejor que nosotros conoce la Cañada".

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Vecinos de Valdemingómez, del sector VI de la Cañada, Elena Martín, también se ha felicitado por el acuerdo porque llevan tres años esperando, ya que la Ley se aprobó en 2011 y se fijaba 2013 para el mismo.

Ahora, Martín considera que lo más urgente es saber cuánta gente se va a quedar, cuánto constará el terreno a los vecinos que finalmente se queden y a quiénes se va a realojar, teniendo en cuenta que el sector VI es el que presenta más infraviviendas y también más 'tiendas de la droga'. "Hay cada vez menos, pero ahí siguen", ha apuntado.

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Vecinos del Sector V, Miguel Martín Nombela, también ha abogado por estar representados en la mesa en la que se tomarán las decisiones, especialmente para dar voz y voto al tema más peliagudo, que es el precio de las parcelas.

"La prioridad ahora es que no haya derribos, que se acondicione un poco la zona, se ponga algo decente y asfaltada para que la gente pueda circular mejor. Y luego ya vendrán el acantarrillado y otras infraestructuras. Pero es urgente que la gente deje de pisar barro", ha apuntado.

Martín Nombela ha criticado la posición del Ayuntamiento de Rivas y la "presión psicológica" que, a su juicio, han realizado durante todos estos años para "quedarse con la zona" y no legalizar los terrenos. "Pero lo importante es que ahora tenemos un acuerdo. No es una panacea, pero es el inicio de muchas cosas. Queremos que se quede la mayor parte de los residentes posible", ha finalizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies