Vecinos de Salamanca se manifestarán mañana contra el cierre de las Bibliotecas Menéndez Pelayo y Concha Espina

 

Vecinos de Salamanca se manifestarán mañana contra el cierre de las Bibliotecas Menéndez Pelayo y Concha Espina

Actualizado 25/11/2009 6:59:14 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Vecinos del distrito de Salamanca se manifestarán mañana a las 17.15 horas para mostrar su disconformidad por el cierre de las Bibliotecas Menéndez Pelayo y Concha Espina, "ordenado por la Comunidad de Madrid siguiendo su política enmascarada de alejar a los ciudadanos de la cultura" con el pretexto de "potenciar las bibliotecas del distrito que puedan dar más y mejores servicios a los vecinos", según informaron los convocantes.

La Comunidad de Madrid cerró en agosto estas dos bibliotecas, que prestaban servicio desde 1926, aunque propuso a la pública de titularidad regional Manuel Alvar como nuevo centro de referencia del distrito, ya que cuenta con "completos servicios de los que carecen los otros centros", según explicó un portavoz del Gobierno regional a Europa Press.

Para los vecinos, "la oferta bibliotecaria del distrito queda disminuida de tres bibliotecas a una, y de 428 puestos de lectura a 240 con los que cuenta la Biblioteca Manuel Alvar", lo que hace "materialmente imposible para los usuarios de las dos bibliotecas cerradas acceder a un asiento".

La Biblioteca Concha Espina es de las más antiguas de Madrid, fundada en 1926 y situada en la primera planta de un edificio de viviendas, en el número 95 de Núñez de Balboa. La Biblioteca Menéndez Pelayo, por su parte, ocupa dos locales comunicados entre si en los bajos de otro edificio de viviendas en el número 2 de la Plaza de América Española.

Para los vecinos, la decisión del cierre de las bibliotecas coincide además con "el vencimiento de los contratos de arrendamiento de ambos locales, en diciembre de 2009, y el hecho de que la Biblioteca Menéndez Pelayo no contaba con licencia municipal de apertura por no cumplir las medidas de seguridad requeridas".

"Sin embargo, dichas circunstancias no han sido previstas por la Subdirección General de Bibliotecas de la Comunidad, o más bien no les ha interesado preverlas, a fin de buscar otro local adecuado a las necesidades del servicio y que guardara las medidas de seguridad requeridas por el Ayuntamiento de Madrid para otorgar la oportuna licencia, que les ha sido negada hasta ahora", criticaron.

Antes de solicitar a la Delegación de Gobierno de Madrid la autorización para celebrar la concentración, los vecinos se han reunido con el concejal presidente del distrito de Salamanca, Iñigo Henríquez de Luna, así con la subdirectora de Bibliotecas, María Jáudenes, con el fin de solicitar nuevo local para trasladar los fondos documentales y personal y así restaurar el servicio cultural con el que contaban desde el año 1926, "si bien dichas reuniones han resultado infructuosas", concluyen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies