Vecinos de Usera niegan que la Junta se haya reunido con ellos para abordar un centro de 'sintecho' junto a dos parques

Centros para 'sintecho' en Usera
CEDIDA
Publicado 02/02/2018 15:13:27CET

Aseguran asimismo que en otros centros similares de la empresa sí hay problemas

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de Usera que están recogiendo firmas en la plataforma Change.org en contra de la apertura de un centro para diferentes colectivos como personas sin hogar o drogodependientes entre dos parques infantiles de la zona, han negado la versión ofrecida por la Junta de distrito y aseguran no ha habido una reunión entre las partes.

"La Junta de Distrito no se ha puesto en contacto con nadie; no ha venido nadie de la Junta a comunicarnos nada ni por escrito ni verbalmente", ha señalado uno de los vecinos en declaraciones a Europa Press.

Tal y como detallan en la solicitud de firmas, el nuevo albergue se instalará en un local que actualmente se está acondicionando en el número 133 del Paseo de Santa María de la Cabeza "entre los dos únicos parques infantiles de la zona y al lado de un centro de psicopedagogía y atención temprana para niños".

La empresa que quiere poner en marcha este centro es Concuidado S.L., que cuenta con tres locales (uno en barrio del Pilar, otro en Tetuán y otro en Usera, el de Juan Español). Tienen un cuarto local en la calle Isabelita Usera pero ese no está dedicado a alojamiento sino a la elaboración de bocadillos para la campaña del frío.

Pese a que la Junta de Distrito aseguraba ayer que en estos centros no ha habido "ningún problema", los vecinos de Usera donde se abrirá este quinto centro de la empresa indican que vecinos de Juan Español les han trasladado la problemática que se da en la zona a raíz de la apertura de este centro.

Sí les consta a los vecinos la rotura de la cerradura del centro, pero han pedido "no asociar una cosa con otra", ya que en otras ocasiones, la cerradura del local ha sido igualmente rota. Apuntan además que las personas que en el barrio "todos" se conocen y son personas "muy correctas".

De este modo han querido contestar a las afirmaciones que desde la Junta de Usera señalaban la existencia de "violencia" por parte de algunos vecinos, lo que éstos han negado de forma rotunda. "¿Cuántas denuncias tienen hacia los vecinos por usar la violencia?", han inquirido.

"NO ESTÁN SUPERVISADOS"

En otro orden de cosas, también han negado que los usuarios del servicio son personas supervisadas por las entidades o instituciones que los derivan, tal y como indicaron a Europa Press fuentes de la Junta municipal del distrito.

Los vecinos aseguran que en una reunión, a la que asistieron 35 personas de la zona, con las dos personas que llevan la empresa, éstas les trasladaron "que no serían supervisadas". "Dijeron que iban a estar sin vigilancia, que ellas no podían estar controlando todo el día, solo en el caso de que pasara algo", han explicado.

Del mismo modo han hecho alusión a las contradicciones detectadas en la empresa, ya que "primero dijeron que no iban a dar comida, luego que sí, que darían un catering". Asimismo señalan que "ellas dicen a quien meten, y que solo puede haber problemas en caso de que una de esas personas deje de tomar la medicación".

En este sentido, según los vecinos, las responsables de ConCuidado les aseguraron que cada usuario tenía su propia llave. "El cometido es que coman, que vivan ahí, y que en 6 meses tenían tiempo suficiente para encontrar algo, y si no, los dejan en la calle, porque eso nos dijeron", han criticado.

AYUNTAMIENTO UTILIZA "MUCHO" ESTE RECURSO

Por su parte, fuentes de la Junta de Usera indicaron a Europa Press que el Ayuntamiento utiliza "mucho" este recurso. Así, de las 30 plazas que tienen en el centro de Juan Español la mitad suelen estar ocupadas por derivaciones del Samur, según señalaron.

En el año 2016 desde los servicios sociales del Consistorio se les derivó a dos personas y en 2017 a cuatro. "Es un recurso necesario y que hasta el momento no ha tenido ningún tipo de problemas con el vecindario en ninguno de los locales que vienen funcionando", explicaron.

Afirmaron que el perfil que atienden es, "por lo general", el de persona sin hogar pero también otro tipo de casos menos comunes (como mujeres víctimas de violencia machista).