Este verano será más caluroso y seco de lo normal, tras la segunda primavera más fresca del siglo

 

Este verano será más caluroso y seco de lo normal, tras la segunda primavera más fresca del siglo

Actualizado 17/06/2010 17:43:45 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El próximo verano, que comenzará el próximo lunes, será "marcadamente cálido con una probabilidad superior al 70 por ciento" en la Península y los dos archipiélagos, ya que se prevé una anomalía "significativa" de temperaturas superiores en uno o dos grados centígrados y precipitaciones "por debajo de lo normal", según ha explicado este jueves el portavoz de predicción la Agencia Estatal de Meteorología, Fermín Elizaga.

En rueda de prensa, Elizaga ha indicado que "fundamentalmente" en la Península ibérica y en el interior de la península, la probabilidad de que este verano sea más cálido de lo normal es "elevada".

Así, ha comentado que se espera que las precipitaciones acumuladas se queden "ligeramente por debajo de lo normal" en toda España, principalmente en el interior peninsular, al tiempo que ha advertido de que también "es probable" que haya olas de calor y periodos de refrescamiento y tormentas.

Por su parte, el portavoz de la AEMET, Ángel Rivera ha explicado que esta anomalía positiva de 1 o 2 grados centígrados es "importante". Además, ha comparado esta predicción con las temperaturas registradas en el "famoso" verano de 2003, cuando las anomalías positivas fueron de entre 2 y 3 grados centígrados.

"Los modelos de predicción a medio plazo van en esa línea, la de un verano bastante cálido", ha precisado. En ese sentido, Elizaga ha querido "incidir en la fiabilidad" porque la probabilidad que manejan es "elevada".

La predicción estacional se basa en el modelo de predicción estacional del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo, que se renueva de forma mensual. El sistema analiza el océano para estimar el estado inicial de éste y un modelo de circulación general acoplado océano-atmósfera para obtener la evolución prevista de la atmósfera y del océano.

Los pronósticos proporcionan para amplias zonas una valoración de las anomalías de temperatura y precipitación respecto a un valor climatológico de referencia que en la actualidad es el correspondiente al periodo 1971-2000. No obstante, la fiabilidad resulta mayor en latitudes tropicales que en las españolas.

UNA PRIMAVERA CÁLIDA Y CON LLUVIAS NORMALES

Por otro lado, el portavoz de la AEMET ha resumido que el pasado trimestre marzo-mayo ha resultado para el conjunto de España "algo más cálido de lo normal", con unas temperaturas medias primaverales promediadas de 0,6 grados centígrados superiores, respecto al periodo de referencia (1971-2000) y con unas precipitaciones "en torno a las normales".

En su conjunto, ha indicado que ésta ha sido la segunda primavera más fresca en lo que va de siglo XXI, después de la de 2004 en España, aunque si se compara con el resto del mundo, se trata "a nivel global", de la primavera más cálida en comparación con el siglo XX, con una temperaturas media de 14,8 grados centígrados.

A este respecto, Rivera ha admitido que "es innegable" que las temperaturas en toda España han ido siendo más cálidas y que esta primavera, en general, "toda la Península" ha registrado valores normales o ligeramente cálidos, con anomalías entre 0 y 1 grados centígrados por encima de las habituales.

Sin embargo, ha precisado que la primavera ha resultado "relativamente fría" en algunas zonas de Baleares y, sobre todo en Menorca, mientras que ha registrado temperaturas "normales o ligeramente por encima de las habituales" en la mayor parte de las regiones de la vertiente mediterránea y en el norte de Castilla y León.

Rivera ha comentado también que en el resto de España, la primavera ha sido cálida y ha tenido un carácter muy cálido en Galicia, regiones de la vertiente cantábrica, centro y oeste de Andalucía y sur de Castilla la Mancha, que incluso han registrado valores superiores a 1 grado centígrado.

Tanto Rivera como Elizaga han subrayado que "siguiendo la tendencia" en Canarias el trimestre ha sido cálido a extremadamente cálido, con valores medios de entre 1 y 2 grados centígrados por encima de los valores medios, de modo que esta ha sido "la segunda primavera más cálida en el archipiélago desde 1971 después de la de 2008".

El portavoz de AEMET ha destacado las "grandes oscilaciones temporales de las temperaturas" que han dado lugar a episodios de temperaturas elevadas, en los que se superaron algunos registros históricos, seguidos, a continuación, de temperaturas relativamente bajas, en los que incluso se superaron los valores mínimos absolutos de las correspondientes series para el mes corriente.

Concretamente, ha explicado que el mes más frío del trimestre fue marzo, que tuvo un carácter "más frío de lo normal" con medio grado por debajo de su valor medio, aunque en Canarias fue muy cálido; de normal a cálido en el centro y sur de Andalucía, en el norte de Galicia, y la vertiente cantábrica y Navarra; y muy frío en el resto de España, con temperaturas entre 1 y 2 grados en áreas del centro y este peninsular.

ABRIL HA LEVANTADO LA MEDIA

En cuanto al pasado mes de abril fue "muy cálido" en toda España, con temperaturas medias 2 grados centígrados por encima de lo normal, convirtiéndose en el tercer abril más cálido desde 1970, con anomalías superiores a 3 grados centígrados en el oeste de Andalucía, sur de Castilla-La Mancha y en el sistema central.

Rivera ha comentado además, que de acuerdo al análisis del centro de predicción National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos, este ha sido el abril más cálido desde 1880 a nivel mundial, respecto a la media del siglo XX.

En cuanto a mayo, los responsables de la AEMET han dicho que fue un mes normal en su conjunto con temperaturas próximas a sus valores normales. Así, tuvo un carácter cálido en Galicia, Andalucía y Canarias, pero resultó "relativamente frío" en el interior de la mitad norte peninsular y Baleares, donde registró anomalías negativas cercanas a 1 grado centígrado en el alto Ebro, sistema Ibérico y Baleares.

Por otro lado, han incidido en la primera quincena de junio, periodo que han dividido en dos "de muy distintas características", siendo la primera semana del mes "bastante cálida" con temperaturas que superaron los 35 grados centígrados en Andalucía, Extremadura y sur de Castilla-La mancha y con escasas precipitaciones, en algunos casos "de fuerte intensidad", especialmente en el interior del cuadrante nordeste.

Finalmente, han añadido que a partir del día 8 de junio "cambió de forma radical" registrándose precipitaciones, a veces de fuerte intensidad, en todas las zonas menos en las islas y puntos del sureste peninsular y temperaturas que cayeron "apreciablemente y de forma brusca", de modo que los termómetros se situaron claramente por debajo de los valores medios normales para el mes de junio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies