Una víctima sobre su expareja: "El día que salga de la cárcel me va a matar. No me hicieron caso la primera vez"

Juicio de un acusado de casi matar a su pareja
EUROPA PRESS
Actualizado 29/06/2017 21:17:35 CET

El padre de su hijo casi acaba con su vida a martillazos, teniendo que ser intervenida de urgencia por un traumatismo craneal

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una víctima de violencia machista ha denunciado en el juicio que está recibiendo amenazas de muerte desde prisión y ha instado a la Sala a que conste que el "día que salga de la cárcel" la va a matar a ella y a su hijo, recriminando que está "viva de milagro" porque cuando denunció las pretensiones de su expareja en sede policial no la hicieron caso.

Aterrada y sin biombo, la mujer se ha enfrentado visualmente en la vista celebrada en la Audiencia de Madrid con el que fuera durante años su pareja, con el que tiene un hijo en común. Christian V.L., de 36 años, se enfrenta a una petición fiscal de doce años por un delito de asesinato en grado de tentativa con la circunstancia agravante de parentesco por los hechos ocurridos el 5 de julio de 2014.

En su declaración, el hombre ha reconocido que mantenía disputas con su expareja por el dinero que debía darla para la pensión de su hijo después de romper la relación. Según su relato, el día de los hechos había quedado con ella en su puesto de trabajo para realizar una reforma.

Acudió a la clínica donde Michaela trabajaba como limpiadora. A esa hora, el centro médico estaba vacío. "Me abrió y le di 300 euros, pero me los tiró a la cara. Entonces la di con un martillo en la cabeza y en las manos. La dejé en el suelo insultándome y me fui rápidamente a la Policía para que llamaran a una ambulancia porque no tenía móvil", ha reconocido.

La versión de la víctima dista de la ofrecida por su agresor al negar por ejemplo que hubiera disputas por el pequeño. "Era celoso, posesivo y controlador", ha sentenciado ante el tribunal la mujer, quien ha querido dejar claro que ni tiene ni tendrá relación jamás con la persona que quiso acabar con su vida.

"Tiene que pagar por lo que hizo. Esta persona, el día que salga de la cárcel me va a matar. La primera vez, no me hicieron caso y ahora estoy viva de milagro. Me intentó matar quince días después de acudir a la Policía", ha reseñado.

La víctima se ha quejado de que la Policía Local de Torrejón no le dejó poner una denuncia por amenazas de muerte, un extremo que ha intentado denunciar en la vista durante varias ocasiones al tener miedo de lo que le pueda pasar tanto por ella como por su hijo cuando el hombre sea excarcelado.

Sin embargo, la presidenta de la Sección 26 de la Audiencia de Madrid la ha interrumpido a ella y a su abogado durante varias veces cuando intentaban introducir esta cuestión en el juicio al no ser objeto del proceso.

"Sus preguntas son impertinentes", le ha espetado al letrado de la acusación particular cuando éste trataba de preguntar a su clienta sobre las amenazas recibidas desde la cárcel. El abogado entendía que estas denuncias deberían estar incluidas en la causa al objeto de tomar medidas.

La afectada ha relatado que el día de los hechos el hombre apareció por su cuenta, negando que hubiera quedado con él. "Le abrí la puerta y al girarme, me golpeó. Un golpe iba detrás de otro. Caí y perdí el conocimiento. Solo recuerdo la sangre que había al despertarme. Tenía las manos rotas al tratar de protegerme. Me tuvieron que rapar el pelo y operarme por traumatismo. Me pusieron una placa de titanio", ha contado llorando.

En concreto, el ataque le ocasionó una profunda abertura en la cabeza. Una UVI móvil la condujo al hospital Gómez Ulla, donde tuvo que ser intervenida de urgencia dada la gravedad de las lesiones que presentaba, que le han provocado relevantes secuelas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies