Una víctima de maltrato: "Me amenazó con matarme como a un cordero y casi lo hizo"

016
EP
Actualizado 27/01/2011 15:32:37 CET

La Policía se encontró a la mujer cubierta de sangre y con parte del rostro colgando a causa de un corte

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una víctima de violencia de género ha relatado este jueves al tribunal que juzga a su marido en la Audiencia Provincial de Madrid por un delito de intento de homicidio cómo éste la amenazó con matarla "como a un cordero" poco antes de asestarla varias puñaladas, seccionándole una parte del rostro.

"Mañana no vas a trabajar, voy a matarte". Mustafá Y. lanzó esta advertencia a su mujer horas antes de que le propinara múltiples puñaladas en la cara y el cuerpo en el transcurso de un ataque que quedó interrumpido después de que el propietario de la vivienda rompiera la puerta de la habitación en la que ambos pelearon.

En el banquillo de los acusados se ha sentado Mustafá Y., quien se enfrenta a una petición fiscal de nueve años de prisión por un delito de intento de homicidio. Los hechos se produjeron la noche del 26 de marzo de 2009 en presencia del hijo del matrimonio.

Entre sollozos y nerviosa, la víctima ha relatado que desde que se inició el matrimonio mantenía fuertes discusiones con su marido, por lo que decidió irse a Marruecos. A su vuelta, volvió a convivir con el presunto agresor después de que éste le prometiera que se iba a poner a trabajar, algo que no hizo.

La mujer ha recordado que poco antes de que se fuera a dormir la noche de los hechos, el procesado la amenazó con que al día siguiente no iría a trabajar porque la iba a matar. "Me dijo que me mataría como a un cordero y que tiraría a mi hijo por la ventana. Desde que llegué de Marruecos, me quería matar", ha comentado.

MÚLTIPLES PUÑALADAS

Cuando la mujer comenzó a dormirse, el acusado cogió un cuchillo que tenía escondido bajo la almohada y le propinó una puñalada en la mejilla y en el cuello, así como un profundo corte en la mano derecha al tratar la víctima de repeler el ataque. Con otro cuchillo que también tenía escondido siguió apuñalándola tanto en el costado, un hombro y la pierna izquierda.

"Me entró el cuchillo en el pulmón y no podía respirar", ha relatado la mujer, que acto seguido cayó al suelo y siguió recibiendo más cortes y cuchilladas en la cara y la boca, todo ante la atenta mirada del hijo menor, de dos años de edad.

Finalmente, el propietario de la vivienda, alertado por los gritos y las peticiones de socorro, logró echar la puerta abajo y rescatar a la mujer, para a continuación dar aviso a la Policía.

Por su parte, Mustafa ha manifestado que esa noche ingirió pastillas para dormir, mezcladas con alcohol y hachís, y ha señalado que no recuerda nada. "En el hospital empecé a recuperar la conciencia", ha apuntado el presunto agresor, quien ha relatado que sufría una depresión por la falta de responsabilidades.

En la sesión, los agentes de la Policía que se personaron en el domicilio han indicado que se encontraron a la víctima tumbada en el suelo, con parte de la cara "colgando". "Estaba llena de sangre y mostraba un gran corte en la cara, colgando parte del rostro. Su hijo estaba cubierto de sangre", ha señalado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies