Los voluntarios de la región contarán con un estatuto y un centro de coordinación

Voluntarios trabajan con discapacitados en el parque.
TRIODOS BANK
Publicado 04/12/2017 14:09:39CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha presentado este lunes la Estrategia del Voluntariado 2017-2021 que incluye, entre sus 55 medidas, un Estatuto que recoja derechos y protección de estas personas así como un nuevo centro de coordinación.

El consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, ha presentado este lunes la Estrategia de Voluntariado 2017-2021, aprobada en junio, y que tiene como objetivo "ofrecer una base para las entidades sociales, organismos públicos y empresas que colaboran", organizando de una manera "coherente y eficaz" acciones de impulso a la actividad.

La región cuenta con 333.000 voluntarios y 1.200 entidades de voluntariado que dedican "su tiempo de manera altruista a las personas que más lo necesitan", ha destacado el consejero en declaraciones a los medios de comunicación. "Hay más solidaridad que nunca", ha defendido.

Además, la Comunidad de Madrid cuenta con una Escuela de Voluntariado, creada hace años para la formación de estas personas tanto de forma presencial como online, organizó el pasado año más de 260 cursos, con la participación de más de 6.000 alumnos.

El Portal de Voluntariado de la Comunidad de Madrid recibió en 2016 más de 142.000 visitas y el Punto de Información de Voluntariado de la Dirección General de Servicios Sociales e Integración Social llevó a cabo unas 10.000 atenciones.

La nueva estrategia, que cuenta con un presupuesto de 3,3 millones de euros, está estructurada en cuatro ejes y contiene 55 medidas concretas, entre las que se encuentra la elaboración de un Estatuto del Voluntariado, "que no existía hasta ahora", y que pretende regula el conjunto de derechos y deberes de los voluntarios en el seno de las organizaciones.

Además, el Gobierno regional pretende poner en marcha un Centro del Voluntario que "aglutine todo" y en el que, entre otras acciones, se formará de manera "intensiva" a las entidades y a los que quieren ser voluntarios, desde el que se organizaría la coordinación y todo el trabajo en red, se trabajaría con la responsabilidad social corporativa de las empresas y donde se buscarían alianzas público-privadas.

Asimismo, la estrategia incluye medidas para visualizar nuevos espacios de voluntariado, como el voluntariado familiar, en medio ambiente, de menores o nuevas formas de voluntariado corporativo, en especial de las administraciones públicas.