Zabía acuerda la construcción en Alcobendas de 12 viviendas diseñadas para personas discapacitadas

 

Zabía acuerda la construcción en Alcobendas de 12 viviendas diseñadas para personas discapacitadas

Actualizado 10/05/2006 18:50:23 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Mariano Zabía, firmó hoy un convenio con el presidente de la Asociación para Discapacitados Virgen de Nuria (APSURIA), Francisco García Molina, para la construcción en Alcobendas de 12 viviendas de integración social (VIS).

Los pisos estarán adaptados a las necesidades de personas altamente discapacitadas y que precisan de una atención y cuidados especiales. Tendrán hasta 130 metros cuadrados y estarán integradas en un centro dotado con servicios especiales para la asistencia de los inquilinos, tales como un centro de día, una escuela de educación especial, un área administrativa y una zona con servicios comunes.

La Comunidad de Madrid promueve este tipo de viviendas mediante la entrega de una ayuda directa a la asociación promotora del proyecto --APSURIA, en este caso-- que sirve para financiar el 50 por ciento del proceso de construcción. Una vez en pie, los pisos son gestionados por la entidad.

460 PISOS EN CONSTRUCCIÓN

Tras suscribir el acuerdo, Zabía destacó que en lo que va de legislatura el Gobierno regional ha finalizado la construcción de más de 900 viviendas diseñadas para discapacitados y actualmente tiene en proceso en marcha otros 460 pisos de estas características.

"Las viviendas de integración social son un buen ejemplo de la colaboración entre el Ejecutivo regional y las asociaciones sin ánimo de lucro para facilitar el acceso a una vivienda a sectores de la población necesitados de una especial protección", dijo el consejero.

Las VIS son una tipología de vivienda pública destinada a personas con algún tipo de discapacidad que precisan de cuidados especiales y cuentan con ingresos inferiores a 1,5 veces el indicador de renta IPREM.

EL 26 DE MAYO, SORTEO

Para ello, se construyen en colaboración con asociaciones sin ánimo de lucro especializadas en el cuidado de estas personas cuya experiencia sirve para dotar a las casas de características especiales que permiten a sus inquilinos desarrollar su vida a pesar de sus limitaciones físicas o psíquicas.

Todas las viviendas de integración social son pisos independientes dotados con salón, habitaciones, cocina y cuarto de baño, pero integrados a su vez en un complejo que cuenta con una serie de instalaciones extra como un gimnasio, un centro de rehabilitación, una unidad médica o una biblioteca, según la discapacidad que tengan los inquilinos.

Todas las promociones de vivienda pública que se construyen en la Comunidad de Madrid cuentan con una reserva de pisos adaptados para discapacitados. Precisamente, el próximo 26 de mayo se celebrará un sorteo extraordinario de 45 viviendas del Plan Joven destinadas a personas discapacitadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies