Aniacam asegura que hay que reformar la distribución del futuro y no la del pasado

Germán López Madrid
VOLVO CARS - Archivo
Publicado 14/05/2018 11:19:21CET

Apunta que la próxima reunión del comité de diálogo tendrá lugar antes de finales de año

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam), Germán López Madrid, ha asegurado, tras la reunión que mantuvo el pasado mes de abril el comité diálogo del automóvil, que ahora "no es el momento" de reformar la ley de distribución y apuntó que habría que hacerlo pensando en lo que viene en el futuro y no en el pasado.

López Madrid, en declaraciones a la prensa, aseguró que, en la última reunión del comité de diálogo, la secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, afirmó que no era el momento político adecuado para afrontar una reforma de la ley de distribución del automóvil, al tiempo que indicó que esa solicitud no se encontraba entre los temas acordados que se iba a tratar.

Así, en el encuentro, en el que participaron las asociaciones de fabricantes (Anfac), importadores (Aniacam), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), se acordó formar grupos de trabajo sobre las áreas de digitalización, movilidad, renovación del parque fiscalidad y unidad de mercado.

PRÓXIMA REUNIÓN ANTES DE FINAL DE AÑO.

Así, el presidente de Aniacam se mostró confiado en que en el próximo mes y medio (antes de verano) se formen los grupos de trabajo sobre dichas materias y adelantó que la próxima reunión del comité de diálogo podría tener lugar antes de finales del año actual.

López Madrid se mostró "muy satisfecho" con el último encuentro y con que el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad se encargue de vertebrar un sector tan importante para la economía española como es el del automóvil.

No obstante, adelantó que este año será "de transición", en el que no se pongan en marcha muchas medidas, pero que servirá para sentar las bases de cómo, por ejemplo, se puede renovar la fiscalidad del automóvil, pasando de gravar la adquisición de un vehículo a su uso, al contrario de como sucede en la actualidad con el impuesto de matriculación.

Así, añadió que la intención del sector no es que baje la fiscalidad del automóvil, sino adaptarla al uso del coche y no a la compra, con el lema de que 'el que contamina paga'.

Contador