Bram Schot asume la presidencia interina de Audi tras la detención de Rupert Stadler

Bram Schot
AUDI
Publicado 19/06/2018 14:48:06CET

WOLFSBURG (ALEMANIA), 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejo de vigilancia de la firma alemana Audi ha decidido suspender temporalmente a su presidente, Rupert Stadler, de sus responsabilidades corporativas y nombrar como presidente interino a Abraham Schot, actual responsable de Ventas y Marketing de la compañía.

La firma de los cuatro aros indicó en un comunicado que esta decisión se produce después de que Stadler fuera detenido por las autoridades de la fiscalía de Munich en relación con el 'dieselgate', tras lo que este solicitó que se le liberase de sus responsabilidades al frente de Audi y como miembro del consejo de administración del grupo Volkswagen.

Así, los órganos de supervisión de Audi y de Volkswagen decidieron aceptar la solicitud de Stadler, como una medida temporal y hasta que hayan sido clarificadas las circunstancias extraordinarias del arresto vinculado al caso del software que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel del grupo Volkswagen.

Por ello, Audi ha nombrado a Bram Schot, que ejercía desde septiembre del año pasado como responsable de Ventas y Marketing de Audi, nuevo presidente interino de la corporación con sede en Ingolstadt.

Además, el consejo de vigilancia del consorcio Volkswagen ha invitado a Schot a participar en las reuniones del consejo de administración del consorcio Volkswagen, al pasar a ocupar el puesto que ocupaba Stadler en dicho organismo.

La fiscalía de Munich explicó este lunes que había procedido a la detención del directivo a primera hora de la mañana cuando se encontraba en su casa de Ingolstadt (Alemania) con el objetivo de evitar que este obstruyera o entorpeciese la investigación. "El sospechoso ha sido visto por un juez, quien ordenó la detención preventiva", indicó.

La fiscalía alemana incluyó la semana pasada al presidente de la firma de los cuatro aros entre los sospechosos acusados de fraude y publicidad falsa por el caso de las emisiones de vehículos diésel del grupo Volkswagen.

Además, registró el apartamento del presidente de la firma de los cuatro aros y aseguró que está investigando a 20 sospechosos, entre los cuales también se encuentra otro miembro actual de la junta directiva de Audi.

Los fiscales alemanes aseguraron que todos los sospechosos estaban siendo investigados por presunto fraude y publicidad falsa y por su papel en ayudar a comercializar vehículos con software ilegal en el mercado europeo.