Bruselas está "abierta" a crear una agencia europea que vigile posibles irregularidades en vehículos

Elzbieta Bienkowska
EUROPA PRESS
Publicado 13/09/2017 18:20:53CET

BRUSELAS, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

La comisaria de Mercado Interior e Industria, Elzbieta Bienkowska, ha mostrado este miércoles un cambio de opinión al afirmar que está "abierta" a la creación de una agencia europea que se encargue de detectar posibles irregularidades de los fabricantes de automóviles, una idea a la que se oponía con anterioridad.

"Muchos de ustedes pedían una agencia europea. Como saben yo me opuse a la idea pero debo admitir que tal vez tengamos que estar más abiertos porque el problema más grande ahora mismo son los coches en carretera", ha apuntado durante un debate en el Parlamento Europeo sobre el caso Volkswagen.

"Déjenme subrayar de nuevo, que estoy abierta a una agencia europea. Tengo que admitir que puede que haya estado equivocada", ha insistido la comisaria polaca.

La creación de una agencia europea que se encargue de controlar el cumplimiento de la regulación existente por parte de todos los vehículos y de detectar posibles irregularidades fue una propuesta impulsada por los socialistas y los ecologistas de la Eurocámara, aunque finalmente fue rechazada por el pleno cuando se adoptó la posición del Parlamento Europeo de cara a las negociaciones sobre la revisión del sistema de homologación de vehículos.

"Tendremos un sistema de homologación de vehículos renovado, va lento pero lo tendremos. ¿Pero qué pasa con los coches que ya están en la carretera? Realmente no podemos forzar a los Estados miembros a tomar las acciones adecuadas, todas las herramientas están en sus manos", ha explicado la comisaria.

Bienkowska ha celebrado precisamente que los representantes de la Eurocámara y de Estonia, que este semestre ostenta la presidencia de turno del Consejo de la UE, hayan iniciado las negociaciones para cerrar la reforma del sistema de homologación, cuya propuesta fue presentada por Bruselas en enero de 2016.

Por su parte, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Crecimiento, el Empleo y la Inversión, Jyrki Katainen, ha recordado que Bruselas abrió expediente a algunos países del bloque comunitario, entre ellos España, por no haber sancionado el uso de dispositivos de manipulación de emisiones, así como a Italia por no cumplir con sus obligaciones en materia de control de emisiones en algunos modelos de Fiat Chrysler.

También ha destacado el finlandés que desde que la Comisión exigiera a los países medidas para asegurar el cumplimiento de la legislación europea de la flota de vehículos diésel las autoridades de Francia, Alemania y Países Bajos iniciaron investigaciones a firmas como Renault, PSA, Daimler, Audi, Porsche o Ford.

De la misma forma, Katainen ha asegurado que, según datos de julio, han sido reparados más de la mitad de los 8,4 millones de vehículos diésel que Volkswagen tenía que revisar en la UE, aunque ha garantizado que Bruselas "seguirá vigilando las reparaciones de vehículos de forma que todos los vehículos afectados sean conformes (a la legislación) en otoño de 2017".

En cualquier caso, ha enfatizado que las medidas propuestas por el sector tienen que conducir a una reducción "efectiva" de las emisiones "no sólo en laboratorio sino también en situaciones reales de carretera", puesto que es "la única manera de evitar las llamadas 'prohibiciones al diésel' que se están debatiendo en algunos Estados miembros".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies