El 7% de los coches eléctricos vendidos en España desde 2015 han sido adquiridos por trabajadores de Endesa

Coche eléctrico en la sede de Endesa
ENDESA
Publicado 26/12/2017 12:21:59CET

El Plan de Movilidad Eléctrica de la compañía consigue que el 6% de su plantilla cuente con un coche eléctrico particular

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Movilidad Eléctrica, puesto en marcha por Endesa con el fin de descarbonizar la economía a través de la electrificación de la demanda, ha alcanzado ya a 534 empleados de la compañía, lo que significa que hasta el 6% de su plantilla cuenta con un coche eléctrico particular de cero emisiones.

De hecho, desde el inicio del programa en 2015, hasta un 7% de los turismos eléctricos vendidos en España han sido adquiridos por trabajadores de Endesa, según indicó la compañía en un comunicado.

Entre los retos de la empresa de cara a la concienciación del medio ambiente destacan multiplicar por cinco el porcentaje de vehículos eléctricos en la flota, pasando del 4% actual al 15% en 2021, consolidar la presencia de vehículos híbridos, con un porcentaje superior al 20% y eliminar en cinco años un 25% de los vehículos de combustión.

Los vehículos eléctricos adquiridos por los trabajadores durante estos tres años han recorrido ya más de siete millones de kilómetros, lo que se traduce en un recorte de 955 toneladas de dióxido de carbono (CO2) emitidas a la atmósfera, además de una menor emisión de partículas y óxido de nitrógeno (NOx).

Para incentivar el uso de este tipo de vehículos, Endesa da preferencia a los coches eléctricos en el aparcamiento de sus sedes corporativas y los trabajadores pueden optar a un incentivo económico por la colaboración en la divulgación del plan.

UNA FLOTA DE 21 VEHÍCULOS ELÉCTRICOS COMPARTIDOS

Los empleados también tienen a su disposición un servicio de 'car sharing' corporativo. A través de esta iniciativa, el trabajador puede reservar un vehículo eléctrico por horas o incluso por días completos.

Esta flota de vehículos compartidos esta formada por 21 unidades del BMW i3, con una autonomía aproximada de 130 kilómetros para los modelos antiguos y de 300 kilómetros para los nuevos.

En total, estos vehículos han recorrido más de 200.000 kilómetros, evitando la emisión a la atmósfera de más de 24 toneladas de CO2 y con el objetivo puesto en alcanzar el millón de kilómetros recorridos para el año 2021.