DS defiende planes de calidad del aire para las ciudades con criterios "unificados" para toda España

Borja Sekulits, director de Desarrollo de DS Automobiles España y Portugal
PSA - Archivo
Publicado 20/03/2018 11:42:55CET

También pide que el Gobierno siga apostando por planes de incentivo a la compra de vehículos alternativos

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La firma automovilística DS, del Grupo PSA, considera que se debe poner en valor el papel del automóvil como elemento "clave" para resolver el problema medioambiental que recae sobre las ciudades, por lo que defiende, y ve "fundamental", que los planes de calidad del aire de las metropolis tengan criterios "unificados" en todo el territorio nacional y sean "coherentes" con el nivel contaminador.

El director de Desarrollo de DS Automobiles en España y Portugal, Borja Sekulits, ha asegurado que el etiquetado de la Dirección General de Tráfico (DGT), que cataloga a los vehículos en cuatro niveles dependiendo de su potencial contaminador, es un "buen ejemplo" para identificar a los automóviles con menor nivel de emisiones.

Desde que estalló el caso del software que alteraba las emisiones de algunos modelos con motor diésel del grupo Volkswagen, este tipo de combustible ha sido objeto de debate y criminalizado por distintos colectivos, hasta el punto de que varias ciudades alemanas, Roma o Baleares, en el caso de España, plantean limitaciones al tráfico para los vehículos impulsados por este carburante.

Sekulits, que coincide con la opinión de sus homólogos en otras firmas, ha afirmado, en una entrevista con Europa Press, que los automóviles de combustión interna que cumplen con la última normativa europea (Euro 6) son un "factor clave" para conseguir los objetivos de reducción de emisiones que fija Europa.

"El parque automovilístico español es el más antiguo de Europa con 12 años de media, como consecuencia, hay gran cantidad de vehículos circulando por nuestras carreteras y ciudades muy contaminantes y poco seguros. Ahora, los de bajas o cero emisiones como los que vende constituyen un elemento clave para mejorar la calidad del aire", ha apuntado.

En este sentido, ha opinado que es "importante" que el Gobierno siga apostando por planes de incentivo a la compra de vehículos propulsados por energías alternativas, como el último Plan Movalt, aunque con una mayor continuidad en el tiempo y sin olvidar que para que este mercado pueda desarrollarse es "fundamental" que las administraciones impulsen "activamente" una infraestructura de recarga adecuada.

PLATAFORMAS DE PRODUCCIÓN.

Por otro lado, en un sector de la automoción que evoluciona hacia una movilidad eléctrica y autónoma, Sekulits ha explicado que el Grupo PSA se focaliza en el desarrollo de sus modelos mediante dos plataformas mundiales, modulares y multienergía.

El consorcio automovilístico francés utiliza la 'Common Modular Platform' (CMP) para la producción de vehículos urbanos, berlinas de elevando volumen de ventas y todocaminos compactos, mientras que la versión eléctrica e-CMP está destinada para la fabricación de eléctricos con una autonomía de hasta 450 kilómetros. Hasta 2021, PSA tendrá en su cartera de producto cuatro versiones 100% eléctricas. La primera llegará en 2019 y será un DS.

Por su parte, con la llegada de la 'Efficient Modular Platform' (EMP) el año que viene, la multinacional francesa ensamblará sus primeros modelos híbridos de gasolina enchufables. También será la marca recién emancipada de Citroën la que inaugure el 'plugin hybrid' de PSA.

Por otro lado, el directivo ha afirmado que, a partir de 2020, el coche autónomo será una "realidad". "A largo plazo, ayudará a la fluidez del tráfico gracias a la comunicación entre los vehículos y las infraestructuras, reducirá el consumo y las emisiones de los vehículos, permitirá una movilidad para todos y en todas partes y reducirá el número de plazas de aparcamientos en las ciudades", ha indicado.

Sekulits ha señalado que DS estima que este año el mercado premium nacional crezca a un ritmo superior al generalista, para el que augura una subida del 5% respecto a 2017, cuando se matricularon 1,23 millones de turismos y todoterrenos.

En este contexto, ha recalcado que la marca se ha fijado como objetivo aumentar sus ventas hasta alcanzar una cantidad de automóviles que esté "muy por encima" de los más de las 3.600 unidades que entregó el curso pasado, además de consolidar su red, que se situará por encima de los 30 puntos de ventas al cierre del ejercicio.