La Eurocámara acusa a países de la UE de incumplir sobre el fraude de Volkswagen

Motor TDI
VOLKSWAGEN
Publicado 19/12/2016 19:02:53CET

BRUSELAS, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La comisión del Parlamento Europeo que investiga el escándalo de los dispositivos manipulados de Volkswagen para falsear los registros de emisiones contaminantes en sus motores diésel sostiene que el engaño fue posible porque tanto la Comisión Europea como los Estados miembros "no cumplieron con sus obligaciones" para vigilar a los fabricantes.

"Si los Estados miembros y la Comisión Europea hubiesen hecho su trabajo nunca se hubiese producido el 'Dieselgate'", sostiene la eurodiputada socialista belga Kathleen Van Brempt, una de las ponentes del informe preliminar publicado este lunes por la comisión europarlamentaria.

La investigación destaca que ninguno de los Estados miembros detectó las irregularidades en los motores del fabricante alemán pese a los controles a los que está sometido el sector, y recuerda que el escándalo se destapó en Estados Unidos el pasado año.

"Ninguna autoridad buscó dispositivos manipulados ni probó el uso ilegal de dispositivos falseados antes de septiembre de 2015", según el borrador, que será sometido a debate el próximo 12 de enero y a votación en el mes de febrero, tras escuchar en la comisión a las autoridades de Italia y Eslovaquia y a representantes de Opel y Audi.

El informe, además, denuncia que "una mayoría" de Estados miembros, entre los que nombra Alemania, Francia, Italia y Luxemburgo, tuvieron pruebas de que se llevaron a cabo "estrategias irracionales de control de emisiones" para poder superar las pruebas tipo en laboratorio.

Tras el escándalo de la manipulación del software por Volkswagen, los Estados miembros desbloquearon la revisión de legislación comunitaria para reforzar el control de las emisiones contaminantes de los vehículos. El primer paso se logró a principios de este año, con la introducción de test en condiciones reales de conducción para completar las pruebas realizadas en laboratorio.

Según el informe preliminar, varios Estados miembros, entre ellos España, Francia e Italia, intercedieron en distintos momentos para retrasar dicha revisión y permitir así que se siguieran aplicando controles más laxos.

Precisamente a principios de este mes, la Comisión Europea anunció la apertura de un expediente sancionador contra España y otros seis países de la UE, al considerar que no tomaron las medidas adecuadas para detectar y sancionar las irregularidades del fabricante alemán en su territorio.