Faconauto urge a que se apruebe un marco normativo que dé seguridad jurídica a los concesionarios

Recurso de automóviles, vehículos, coches
SMMT - Archivo
Publicado 20/04/2018 13:17:37CET

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) cree que el sector de la distribución y reparación de vehículos debería disponer de un marco normativo que aporte seguridad jurídica a los concesionarios que están operativos en España, así como que se prevea una transición ordenada para los que cesen su actividad por decisión unilateral de la marca.

Faconauto hace dichas declaraciones tras la decisión de Opel de revisar el marco contractual con sus concesionarios, como parte del plan estructural que está llevando a cabo, denominado PACE!, en el mercado europeo, incluida España.

En este sentido, considera que el anuncio de la marca alemana vuelve a dejar a los concesionarios desprotegidos y en situación de inseguridad jurídica.

"La reestructuración de las redes mediante la cancelación masiva y unilateral de los contratos, como va a ocurrir en el caso de Opel y como ya ha ocurrido con otras marcas, supone que los fabricantes adquieren una posición de fuerza a la hora de negociar los nuevos contratos con sus concesionarios, obviando sus derechos adquiridos, en muchos casos después de décadas representando a la marca ante sus clientes, y reduciendo la competencia intra marca", detalla la federación.

Ante esta situación, la organización ha pedido a Opel que aclare "cuanto antes" el papel que jugará su red en la comercialización de sus productos, y recuerda el esfuerzo tecnológico y formativo que están haciendo los concesionarios para impulsar las ventas, satisfacer al cliente y atender las demandas cambiantes de los consumidores actuales.

Además, muestra su "preocupación" por que la reestructuración comunicada por Opel con un preaviso de dos años, conlleve el cese de la actividad de parte de los 110 concesionarios que forman actualmente su red en España, "con el daño que ello causaría sobre el tejido empresarial y sobre el empleo".

El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, denuncia que las relaciones entre marca y concesionario continúan en un "limbo" legal del que se debe "salir ya".

"Faconauto está redoblando el diálogo con fabricantes, Gobierno y partidos políticos para impulsar un consenso en este tema, pero esto se tiene que traducir en un marco de seguridad. No puede ser que, cuando el fabricante decida que ya no cuenta con un concesionario, el empresario no tenga una salida digna de su negocio", subraya.