Las factorías de Renault en Valladolid, ejes del proceso de digitalización del grupo a nivel mundial

Valladolid: José Vicente de los Mozos
EUROPA PRESS
Publicado 27/09/2017 12:59:45CET

La multinacional francesa impulsa la conectividad en todos sus procesos, desde la fabricación a la comercialización

VALLADOLID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las factorías de Renault en Valladolid se convertirán en el eje del proceso de digitalización de todo el grupo automovilístico a nivel mundial, un proceso que ya ha arrancado en las plantas de Cleon en Francia y que se extienden a la capital vallisoletana con el fin de afrontar lo que se denomina la cuarta revolución industrial que cuenta con los cibersistemas como base de la transformación.

Según ha avanzado el director de Fabricación y Logística del Grupo y presidente del Consejo de Administración de Renault España, José Vicente de los Mozos, acompañado por el director de la Transformación Digital, Eric Marchiol, ha destacado que la "persona" se sitúa en el centro de todas las operaciones y transformaciones en las que se avanza actualmente con la visión puesta hacia un vehículo "personalizado, ecológico, conectado y autónomo".

El presidente de Renault España ha insistido en que la digitalización de los procesos no es una cuestión del "futuro" si no del "presente" y ha reseñado que para este impulso en las plantas de Renault se tiene en cuenta a la "persona" desde el cliente hasta el trabajador de cada una de las plantas, ya que estos avances forman parte de un Plan de Excelencia de fabricación.

En concreto, en el ámbito de este Plan De los Mozos ha insistido en que el fin es mejorar el rendimiento social, impulsar nuevas competencias para lograr más oportunidades de empleo, garantizar el respeto a las normas y estándares e introducir avances tecnológicos en todos los procesos en un momento en el que la conectividad es protagonista en la sociedad.

Con la digitalización que prevé impulsar el Grupo Renault se garantizan procesos de fabricación conectados, lo que conlleva que ante un problema de fabricación en un vehículo se podrán ofrecer soluciones "más rápidas", asegura un seguimiento en todo el proceso de fabricación del mismo y facilita la identificación de cada una de las 5.000 piezas que componen cada vehículo.

No obstante, De los Mozos has insistido en que dentro de esta estrategia de digitalización se incluirá también al parque de proveedores de Renault con el fin de trabajar y resolver posibles dificultades "en tiempo real".

"Se trata de garantizar la trazabilidad de extremo a extremo", ha destacado por su parte Eric Marchiol, quien ha asegurado que se trata de un "cambio drástico" que asegura que todas las operaciones estén "conectadas", lo que conllevará además la posibilidad de "prevenir futuras averías".

El director de la Transformación Digital del Grupo ha insistido en que el objetivo de todo este proceso que ha arrancado en Cleón en Francia, sigue ahora en las plantas de Valladolid para impulsarlo posteriormente en Curitiba (Brasil), es crear un "red global" en la que también se incluye a Nissan que servirá además como nicho de captación de talento en las zonas de proveedores.

Marchiol ha reseñado que para avanzar en el proceso de digitalización es imprescindible introducir redes wifi en los 5 millones de metros cuadrados de instalaciones con los que cuenta Renault a nivel mundial, al tiempo que ha asegurado que actualmente estas redes ya llegan al 80 por ciento del total de instalaciones con mayores dificultades en sudamérica.

Además de avanzar en las instalaciones otro de los retos es conectar a los 5.000 robot con los que se trabajan en las plantas. "Es necesario que estén todos conectados entre sí", ha aseverado Marchiol, quien ha destacado la dificultad de esta tarea al contar con máquinas de distintos fabricantes.

"Se trata de un cambio drástico", ha asegurado, al tiempo que ha explicado que estas modificaciones afectarán a todos los procesos que se desarrollan en las factorías de Renault, desde la producción hasta la comercialización, algo que también se extenderá a la gestión de recursos humanos, ya que la marca del rombo se pretende situar como "la primera empresa en ofrecer herramientas que mejoren la movilidad de sus trabajadores".

Por último, ambos directivos han destacado que con la digitalización de las plantas se incrementa la "seguridad y calidad" del producto y facilita al cliente "entrar en la fábrica" y conocer en todo momento el proceso de fabricación de su vehículo.