La falsificación de neumáticos y baterías supone 2.400 millones en pérdidas al año en la UE

Neumáticos de Reposición
ADINE
Publicado 21/02/2018 14:41:17CET

En España, las compañías pierden cerca de 480 millones por la falsificación de ambos productos

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La falsificación de neumáticos y baterías supone en la Unión Europea (UE) al año unas pérdidas por valor de 2.400 millones de euros para las compañías dedicadas a su producción, según se desprende de un informe de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo).

Por sectores, el estudio pone de manifiesto que la falsificación de neumáticos provoca en la Unión Europea pérdidas anuales de hasta 2.200 millones de euros, lo que equivale al 7,5% del total de las ventas en el sector.

Por su parte, la presencia de baterías falsificadas en el mercado de la UE le cuesta a las empresas legítimas 180 millones de euros anuales, lo que supone un 1,8% de las ventas del sector. Tal como asegura Euipo, la falsificación de baterías afecta principalmente al sector del automóvil, pero también se localizó en el mercado de la telefonía móvil.

Estas pérdidas de ventas se traducen, según el estudio, en la reducción de cerca de 8.400 puestos de trabajo en ambos sectores, "ya que los fabricantes legítimos emplean a menos trabajadores de los que necesitarían en el caso de no existir falsificaciones".

Estas cifras repercuten también en la pérdida total de ingresos públicos como resultado de la falsificación, que se traduce en una reducción de los ingresos fiscales por un valor de 340 millones de euros.

"Esperamos que los resultados de este informe, que examina dos sectores económicos importantes de la UE, ayuden a las autoridades a estudiar formas de luchar contra la falsificación", ha asegurado el director ejecutivo de la Euipo, António Campinos.

EN ESPAÑA

En España, las pérdidas de ventas de neumáticos debido a la falsificación se cifraron en unos 445 millones de euros, con una reducción estimada de ingresos cifrada en un 17,6% para las empresas legítimas.

En cuanto a las ventas de baterías, a causa de las falsificaciones se registraron unas pérdidas de unos 32 millones de euros para los fabricantes en el mercado nacional, lo que supone una reducción de sus ingresos del 4,6%.

"Dado que la falsificación de neumáticos y baterías puede tener graves consecuencias para la seguridad y el medioambiente, confiamos también en que (el informe) ayude a los consumidores a elegir con prudencia cuando adquieran estos artículos esenciales", ha añadido Campinos.