La gama de los modelos X de BMW se amplía

BMW X1
BMW
Actualizado 02/07/2009 18:38:07 CET

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El nuevo BMW X1 permite experimentar nuevas vivencias conductivas en el segmento de los coches compactos selectos. La gama de los modelos X de BMW se amplía, agregando un innovador concepto automovilístico.

El aplomo que irradia el diseño de la carrocería del BMW X1, se expresa con elegancia, versatilidad deportiva y espontánea agilidad. Con el nuevo modelo, las típicas cualidades y el carácter inconfundible de los modelos X de BMW se trasladan por primera vez a un vehículo perteneciente al segmento compacto selecto.

El habitáculo del BMW X1 se distingue por su nítida funcionalidad y su estética moderna, orientada hacia el futuro. Las típicas formas ergonómicas de BMW de los mandos y del tablero, orientados hacia el conductor, se acentúan mediante las líneas del salpicadero, que parecen proyectarse hacia adelante. La exquisitez de los materiales y los colores naturales, realzan el carácter juvenil y dinámico del ambiente.

La posición elevada del asiento, la gran espaciosidad, los numerosos vanos portaobjetos y la utilización variable del habitáculo, constituyen condiciones ideales para aprovechar la agilidad, la espontaneidad y la versatilidad del BMW X1 en ciudades y fuera de ellas. Los ocupantes de los tres asientos posteriores cuentan con bastante de espacio. Los asientos traseros tienen un respaldo con ajuste del ángulo de inclinación y, además, abatible en relación de 40/20/40. El volumen del maletero puede ampliarse de 420 a 1.350 litros. Opcionalmente puede adquirirse un techo panorámico de cristal.

Con el moderno conjunto propulsor, el BMW X1 tiene prestaciones considerables y alcanza niveles de máxima eficiencia. Según la variante del modelo, el BMW X1 está equipado con motores diésel y de gasolina económicos y de bajas emisiones. Además, puede estar equipado con el sistema de tracción total inteligente xDrive, así como puede incluir e indicador del punto óptimo para el cambio de marchas. El BMW X1 sDrive18d con tracción trasera brilla por su extraordinaria eficiencia. Su consumo promedio según ciclo de pruebas UE es de 5,2 litros a los 100 kilómetros y su valor CO2 es de 136 gramos por kilómetro.

La sofisticada tecnología del chasis del BMW X1 incluye en el eje delantero brazos de compresión de doble articulación o un eje de tirantes de aluminio de doble articulación, mientras que el eje posterior tiene cinco brazos de acero de construcción ligera. Además, cuenta con sistemas de servodirección de alta precisión, frenos de alto rendimiento, sistema de control dinámico de la estabilidad DSC con control dinámico de la tracción DTC, y, opcionalmente, puede disponer del sistema de control dinámico del rendimiento de los frenos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies