Gobierno cántabro vigilará que el comprador de Robert Bosch cumpla compromisos

Actualizado 03/05/2017 13:26:31 CET

SANTANDER, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria estará "vigilante" de que el grupo chino ZMJ que ha adquirido la división de alternadores y motores de arranque de la multinacional Robert Bosch cumpla el acuerdo alcanzado a finales del pasado año entre la Dirección y trabajadores de la planta de Treto (Bárcena de Cicero) que garantizaba el futuro productivo de la planta hasta 2025, la estabilidad de plantilla y evitaba despidos traumáticos.

"Estaremos vigilantes en que se cumplan los compromisos con los trabajadores", ha afirmado este miércoles, a preguntas de los medios de comunicación acerca de esta compra, el consejero de Industria del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, quien ha reconocido no tener más información sobre el grupo comprador al margen de la que ha obtenido en internet y la que le han transmitido la Dirección de la fábrica de Treto y los trabajadores.

Según ha dicho, ambas partes le han transmitido "tranquilidad" por la compra, lo que le genera una "buena intuición".

La multinacional Robert Bosch anunció ayer la firma de un acuerdo con la empresa china ZMJ (Zhengzhou Coal Mining Machinery Group), de Zhengzhou, y su socio inversor CRCI (China Renaissance Capital Investment), de Hong Kong, para la venta de su división de alternadores y motores de arranque, que cuenta con 13 fábricas, entre ellas la de Treto.

En una carta dirigida a los trabajadores y consultada por Europa Press, el responsable del área de Starters & Generators, Ulrich Kirschner, destacaba que este acuerdo "se han sentado las bases" para el futuro de la división, porque se cuenta con un inversor que "cumple" con las expectativas de una venta que se materializará a finales de 2017 aunque detalla que "el momento exacto dependerá, entre otras cosas, de las autorizaciones antimonopolio".

Asimismo, Kirschner asegura que ZMJ apuesta por la "continuidad", al tiempo que no plantea "grandes cambios de organización", respetando los convenios de empresa y siendo la fábrica de Treto, junto con la de Hildesheim, centro para el desarrollo de alternadores y motores de arranque.

El responsable del área también ensalza en la misiva a los empleados de las fábricas de la división de alternadores que el nuevo comprador chino "apoyará la estrategia de expansión regional y de ampliación de productos de motores BRM como de componentes para la electrificación de la unidad de tracción.

Según informa, ZMJ se fundó en 1958 y está considerado uno de los mayores fabricantes de máquinas para la industria del carbón. La empresa cotiza tanto en la bolsa de Hong Kong como de Shangai y trabaja en el sector de los componentes de automóvil a través de diferentes sociedades de participación, entre otras con la filial ASIMCO.

"La fusión con ZMJ es de suma importancia para afrontar los retos de la creciente electrificación. Junto con ASIMCO podemos ampliar nuestro negocio en China y seguir impulsando el crecimiento en América el Norte", concluye Kirschner, que da así a conocer el acuerdo transcurridos ya casi dos años desde que la multinacional Robert Bosch anunciase la venta de la división.

El presidente del comité de empresa de la fábrica de Treto, Moisés Huerta, indicó en declaraciones a Europa Press que ayer les entregaron la carta de Kirschner dirigida a todos los empleados de la división, casi 7.000 de los que unos 700 trabajan en la factoría cántabra.

Tras darles a conocer el acuerdo de venta con ZMJ y su socio inversor CRIC, explicó que la Dirección de la fábrica había convocado reuniones con los trabajadores de cada turno (mañana, tarde y noche) para confirmarles la noticia, así como para atender las dudas que pudiesen tener.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies