Jaguar Land Rover gana 563 millones hasta septiembre

 

Jaguar Land Rover gana 563 millones hasta septiembre

Publicado 06/11/2015 14:47:03CET

BOMBAI (INDIA), 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fabricante británico de automóviles Jaguar Land Rover, propiedad del consorcio Tata Motors, cerró la primera mitad del ejercicio fiscal 2015-2016 (de abril a septiembre de 2015) con un beneficio neto de 400 millones de libras (563,3 millones de euros al cambio actual), lo que supone una disminución del 65% en comparación con las cifras del mismo período del año anterior.

Según informó Tata Motors, los resultados de Jaguar Land Rover en el período se vieron afectados por un cargo extraordinario de 245 millones de libras (345 millones de euros) ocasionado por la explosión en el puerto de Tianjin (China) en el que se vieron involucrados 5.800 vehículos.

La corporación explicó que en los seis primeros meses del ejercicio fiscal su gama de producto experimentó una renovación, con la llegada de los nuevos modelos XE, XF y XJ de Jaguar y del Discovery Sport y del Range Rover Evoque de Land Rover. La empresa apuntó que esta situación posicionará a la firma con una buena perspectiva de ventas en la segunda mitad del año fiscal.

En lo que va de ejercicio 2015-2016, Jaguar Land Rover contabilizó un volumen de ingresos de 9.833 millones de libras (13.849 millones de euros), lo que supone una disminución del 3,2% al compararlo con el mismo período del año previo.

Entre abril y septiembre, la compañía británica logró un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 1.410 millones de libras (1.985 millones de euros), un 30,1% menos, mientras que su beneficio bruto cayó un 68,6%, hasta 481 millones de libras (677 millones de euros).

PÉRDIDAS TRIMESTRALES.

En el segundo trimestre fiscal, la multinacional automovilística obtuvo un resultado después de impuestos negativo de 92 millones de libras (129,5 millones de euros) respecto a las ganancias de 450 millones de libras (633 millones de euros) del mismo período del año anterior.

La firma explicó este retroceso por el impacto sobre sus cuentas de la explosión en Tianjin. En dicho período, la facturación de la empresa fue 4.831 millones de libras (6.804 millones de euros), un 0,4% más.

El beneficio antes de impuestos (antes de efectos extraordinarios) en este período fue de 88 millones de libras (124 millones de euros), en comparación con las ganancias de 609 millones de libras (857 millones de euros) del año precedente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies