Mazda pierde 497 millones en su año fiscal

Sede central de Mazda en Hiroshima
MAZDA
Actualizado 28/04/2011 13:12:17 CET

HIROSHIMA (JAPON), 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El fabricante japonés de automóviles Mazda cerró su año fiscal 2010-2011, concluido el pasado 31 de marzo, con unas pérdidas netas de 60.042 millones de yenes (unos 497 millones de euros), lo que supone multiplicar por diez los 'números rojos' del ejercicio precedente.

La empresa explicó que sus resultados se han visto afectados por el impacto del terremoto y del tsunami del 11 de marzo en Japón, que generó unas pérdidas de 5.211 millones de yenes (unos 43 millones de euros), así como por las provisiones efectuadas por su filial Norteamericana y por cuestiones fiscales.

La multinacional nipona ha suspendido el reparto de dividendos entre sus accionistas y no ha comunicado sus previsiones para el ejercicio fiscal 2011-2012, dado que siguen evaluándose las consecuencias de la catástrofe en Japón.

La cifra de negocio de la corporación japonesa ascendió en el año fiscal 2010-2011 a 2,32 billones de yenes (19.274 millones de euros), lo que representa una progresión del 7,5% en comparación con la facturación contabilizada en el ejercicio precedente. Además, sus ventas mundiales crecieron un 7%, con 1,27 millones de unidades.

Europa proporcionó buenas noticias a la empresa con sede en Hiroshima. El beneficio operativo en el Viejo Continente creció un 125%, hasta 7.900 millones de yenes (65,4 millones de euros), pese a que la facturación bajó un 10%, con 438.200 millones de yenes (3.631 millones de euros).