Mitsubishi prevé alcanzar un 1% de cuota de mercado en España en 2018 y vender 13.000 vehículos

Recurso de Mitsubishi
MITSUBISHI
Publicado 16/01/2018 11:31:44CET

CÁDIZ, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La firma automovilística japonesa Mitsubishi prevé alcanzar el 1% de cuota de mercado en España en 2018, año en el que tiene el objetivo de aumentar sus ventas en 2.000 vehículos (+18%), pasando de los 11.000 vendidos entregados en 2017 hasta las 13.000 unidades durante el presente ejercicio.

Así lo ha anunciado el director general y consejero delegado de la compañía en España, Jorge Belzunce, en la presentación nacional del nuevo todocamino de la firma, el Eclipse Cross, del que espera comercializar 3.000 ejemplares durante el año actual.

Belzunce ha indicado que durante 2017 la firma creció un 10% en volumen de ventas en España, con un 75% de las ventas realizadas a clientes privados, y ha recalcado que se trata de datos comerciales "realmente buenos", ya que el pasado año Mitsubishi no presentó ningún producto nuevo al mercado.

Según los datos de Mitsubishi, el pasado año por primera vez la gasolina y los combustibles alternativos superaron en ventas al diésel, habiéndose colocado en el mercado un 49% de vehículos diésel frente a un 46% de gasolina y un 5% del resto de combustibles alternativos.

De cara a 2018, el directivo apunta hacia un crecimiento del conjunto del mercado español del 4%, así como a un estancamiento de las ventas de diésel en el 39% y estima que los modelos todocamino supondrán un 42% del total de las ventas de vehículos.

RENTABILIDAD DE CASI EL 2%

En cuanto a la rentabilidad de sus concesionarios en España, Belzunce indica que 2017 se cerró con un 1,85%, superando en 0,15 puntos el 1,7% de 2016, y establece como objetivo para 2018 llegar hasta una rentabilidad del 2%.

Preguntado por la necesidad del mercado español de un Plan PIVE en 2018, el directivo se ha mostrado partidario de los programas de ayuda a las energías alternativas y ha destacado la necesidad de alcanzar la estabilidad en los mismos. "Los planes no pueden aparecer y desaparecer", ha insistido Belzunce.