Nissan prevé que sus sistemas inteligentes reduzcan a la mitad la siniestralidad

Coche autónomo Nissan
NISSAN
Publicado 03/03/2017 11:02:53CET

LONDRES, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los sistemas de movilidad inteligente de Nissan permitirán una disminución entre 2015 y 2020 del número de siniestros graves en sus vehículos, según las estimaciones de la compañía.

Según ha explicado en la presentación de la última tecnología de conducción autónoma en Londres la responsable de Movilidad de Nissan en Europa, Alex Talon, el 93% de los accidentes en carretera se produce por culpa del conductor.

El objetivo final del sistema de movilidad inteligente Nissan es el de "cero emisiones y cero accidentes en las carreteras", a través de una movilidad "más segura, inteligente y emocionante", que permitirá reducir en un 50% los siniestros graves de los vehículos Nissan hasta el año 2020.

Mediante sistemas de radares, escáneres láser, cámaras y demás sensores, los vehículos que incorporan sistemas de movilidad inteligente son capaces de predecir obstáculos y tomar las decisiones pertinentes, a veces incluso antes de que lo haga el ser humano.

La marca ha anunciado que los nuevos modelos Qashqai y Leaf, que saldrán al mercado este año, incorporarán la tecnología de conducción autónoma ProPilot, en un nivel que permite la conducción autónoma por carril único en autopista, como ya sucede en el caso del Nissan Serena, el primer modelo de la marca con este novedoso sistema disponible en Japón desde el año pasado.

La siguiente fase en la conducción autónoma, prevista para 2018, incorporará la posibilidad de cambiar de carril por autopista. En 2020 se lanzará el sistema presentado esta semana en Londres de conducción también por vías urbanas, con varios carriles e intersecciones, y posteriormente se implementará el sistema de conducción autónoma completa, en el que la actuación del conductor será completamente innecesaria.

Para esta última fase, se implementará el sistema de Movilidad Inteligente Constante (SAM, por sus siglas en inglés), que utilizará tecnología de la NASA y combinará la inteligencia artificial integrada en el coche con la actuación de seres humanos que supervisarán los vehículos desde la 'nube'.

CONDUCCIÓN AUTÓNOMA COMPLETA

Gracias a la tecnología SAM, el vehículo podrá hacer frente a obstáculos impredecibles, como el caso de obras en una carretera. Cámaras con conectividad 4G tomarán una visión aérea tridimensional y un gestor de movilidad rediseñará la ruta y dará la orden al vehículo para efectuar los movimientos necesarios.

Según ha explicado durante el evento el director del centro de investigaciones de Silicon Valley, Maarten Sierhuis, cada experiencia de este tipo se enviará a la 'nube' para que el resto de vehículos aprendan cómo actuar ante las mismas circunstancias.

Aunque actualmente uno de estos gestores de movilidad tiene capacidad para supervisar "unos diez o veinte coches", Sierhuis asegura que este sistema de aprendizaje reducirá la responsabilidad de los gestores, que en unos años "quizá podrían encargarse de 100 coches a la vez".

A pesar de que está convencido de que en el futuro sería posible prescindir completamente del factor humano, en su opinión, las personas se sienten más seguras si tienen una persona a la que acudir. "Creo que siempre queremos que haya un ser humano al que pedir ayuda en última instancia si hay un problema", afirma.

Asimismo, ha reconocido que aún hay muchos factores por resolver y mejorar, como responsabilidad en caso de accidente, reconocimiento de indicaciones humanas ante situaciones excepcionales y un precio de mercado asequible para el público.

Para que los coches autónomos puedan circular en España y Europa será necesario que los respectivos gobiernos ajusten la legislación, que aún no regula sobre la responsabilidad en caso de accidente para este tipo de vehículos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies